La mitad de las empresas tendrá que revisar sus políticas de privacidad

Negocios

Los posibles problemas con la fuga de datos, el cloud computing y los servicios de localización harán que las organizaciones tengan que modificar sus condiciones de seguridad para finales de 2012.

Ante el creciente número de amenazas, las empresas se verán obligadas a modificar sus políticas de privacidad. Así lo pronostica Gartner, que ha publicado un informe que muestra que más de la mitad de las organizaciones de todo el mundo deberán revisar sus condiciones antes de finalizar 2012 para evitar verse afectadas por problemas de seguridad.

© Vladislav Kochelaevs - Fotolia.com

Entre los temas a los que las empresas deberán prestar mayor atención, Gartner ha elaborado un ranking en el que destaca especialmente la fuga de datos. Para acabar con este problema, la consultora aconseja proteger la información personal, restringir los accesos y encriptar los datos cuando circulen por redes públicas.

Por otro lado, los servicios de localización también son una fuente de posibles peligros si son empleados con malas intenciones. Servicios como GPS o Wi-Fi permiten recopilar información privada del usuario por lo que la consultora informa del riesgo que supondría una futura utilización de esos datos.

Otro de los asuntos en los que se centra el estudio es el cloud computing. Las empresas deberán responder a las leyes del país en el que se encuentra su servicio si quieren garantizar su propia seguridad en la nube.

Por último, Gartner, que tratará todos estos temas en la cumbre sobre seguridad profesional que se llevará a cabo en el mes de septiembre en Londres, recomienda a las empresas que tengan especial cuidado con los diferentes cambios regulatorios que se están produciendo en materia de seguridad.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor