AT&T adquiere T-Mobile USA en lo que ya es la mayor adquisición de 2011

Negocios

La operadora estadounidense ha llegado a un acuerdo con Deutsche Telekom para comprar su filial estadounidense por 27.530 millones de euros.

AT&T ha adquirido el negocio de telecomunicaciones estadounidense de Deutsche Telekom por 39.000 millones de dólares (27.530 millones de euros), su filial T-Mobile, convirtiéndose en la más importante adquisición en lo que va de 2011.

Tras la adquisición, el operador del país norteamericano se convierte en la mayor operadora de telefonía móvil de Estados Unidos, recuperando así el primer puesto que perdió en 2009 ante su competidora Verizon.

AT&T abonará a Deutsche Telekom 25.000 millones de dólares en efectivo y el dinero restante en acciones. Parece ser, según informaciones de Bloomberg que muchas empresas andaban tras la filial del operador alemán, entre ellas otro de los grandes competidores de AT&T, Sprint Nextel, que también estuvo llevando a cabo conversaciones para adquirir T Mobile USA, algo que finalmente no consiguió.

Para la compañía estadounidense, este acuerdo le sirve para ampliar el despliegue de su tecnología inalámbrica de alta velocidad, llamado Long-Term Evolution, o LTE. Gracias al acuerdo. AT&T podrá ofrecer sus servicios a 46 millones de personas más.

Randall Stephenson, director de la empresa con sede en Texas ha declarado que los directivos llevan varios meses estudiando esta adquisición y que no creen que vayan a tener problemas con los reguladores de competencia puesto que “en la mayoría de los mercados locales, los usuarios podrán elegir entre cinco compañías, por lo que seguirá siendo un espacio muy competitivo”.

Este es el mayor acuerdo de la compañía desde que en 2006 se hiciera con Bell South Corp y la mayor dentro de la industria wireless a nivel mundial desde que en 2004 Sprint se fusionara con Nextel.