El canal español pierde terreno frente a la venta directa

Negocios

Según AETIC, en 2008 se estancaron los ingresos indirectos del sector, mientras que la facturación procedente de políticas comerciales sin intermediarios creció un 10%.

Si desde 2002 la facturación del canal español de TI no había hecho otra cosa de crecer, durante el año pasado esta tendencia al alza cambió por un estancamiento. Al menos eso es lo que se desprende de los datos del informe Las tecnologías de la Información en España 2008, elaborado por AETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones) en colaboración con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Según este estudio, en 2008 las ventas indirectas del sector sumaron 3.430 millones de euros, es decir sólo un 0,2% más que en el año anterior. Sin embargo, durante ese mismo periodo los ingresos generados por la comercialización directa ascendieron hasta los 10.093 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 10% con respecto a 2007.

Para la patronal, esta situación obedece al parón experimentado en áreas como la microinformática y los sistemas de impresión, que en los últimos cinco años habían generado “excepcionales resultados”, lo que había posibilitado un “enérgico dinamismo” a la red de distribución.

Así las cosas, AETIC remarca que, frente a lo que ha venido ocurriendo a lo largo de los últimos cinco años, periodo en el que el canal registró un avance acumulado del 22,5%, en 2008 la cadena de distribución disminuyó su peso en el conjunto de la actividad del sector, perdiendo un 1,8%.

De este modo, el canal ahora representa el 25,4% de toda la facturación del mercado español de TI, mientras que las ventas directas generan el 74,6% de esos ingresos.