Las ventas de moda online podrían aumentar a un 16% anual hasta 2016

NegociosRetail
moda ecommerce

Dice un estudio que el crecimiento de las ventas de moda por Internet suponen una gran oportunidad para el canal, ya que aún hay mucho mercado disponible.

Desde los primeros pasos  en el mundo de la venta de moda a través de Internet con boo.com, que apareció en el año 2000 y no consiguió triunfar, la venta de ropa en línea ha ido haciéndose muy popular hasta en el segundo mayor sector de comercio electrónico, después de la electrónica de consumo, a nivel mundial.

ecommerce-ropa-moda
La moda es el segundo mayor sector a nivel mundial, tras la electrónica de consumo, en cuanto al ecommerce se refiere.

Un  nuevo estudio publicado ayer por GP Bullhound prevé que las ventas de ropa en línea crezcan hasta los 73.000 millones para el año 2016, mientras que el sector crecerá una media anual del 16% entre los años 2012 y 2016 y puede llegar a lograr unos márgenes brutos de aproximadamente el doble que los que obtendrá la electrónica de consumo

Según Sasha Afanasieva, autor del informe y vicepresidente de GP Bullhound, el alto nivel de actividad significa que hay una gran cantidad de oportunidades para el canal de distribución y para el comercio electrónico en este sector de la moda.

Según Afanasieva, “ha habido una ola de actividad de los inversores en este sector, pero no es algo pasajero y es posible que continúe”.

En el año 2012, el sector de las ventas de moda online ha vivido un aumento del tráfico de un 7%, mientras que aumentaron en un 126% en el número de sites que ofrecen ropa, calzado o complementos a través de Internet, lo que hace de éste un sector altamente fragmentado. Dice el estudio que este hecho y la falta de un competidor que se lleve la mayoría del mercado, como sucede con Amazon en el mercado de las ventas online en general, “supone una gran cantidad de nichos de mercado existentes”, de acuerdo con The Wall Street Journal.

Otra conclusión del estudio es que los vendedores de moda tradicionales se están adaptando lentamente a las ventas en línea y destaca la actividad de Burberry como una empresa que ha sabido adaptarse a los tiempos.

Dice GP Bullhound que “uno de los problemas de la industria ha sido la alta tasa de devoluciones, es decir, que los usuarios compran productos que muchas veces devuelven”. Así, de acuerdo con el estudio,  alrededor del 62% de los minoristas en línea ofrecen actualmente a los clientes devoluciones gratuitas lo que les supone un gran coste. Así, se espera que la introducción de “probadores virtuales”, se traduzca a en un menor número de devoluciones por las que los clientes devuelven prendas de ropa cuya talla no es la correcta.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor