Anonymous se lanza contra PandaLabs y el Vaticano

Negocios

Un post publicado por el responsable de PandaLabs tras los arrestos de algunos miembros de Anonymous y LulzSec ha desatado la ira de los hackers.

Al grupo Anonymous no le ha sentado muy bien el arresto de varios miembros de grupo de hackers LulzSec y ha decidido incrementar su oleada de ataques, que en esta ocasión han tenido como objetivo para página web de PandaLabs, el laboratorio de Panda Security, y varias páginas web del Vaticano.

Durante el ataque se ha acusado a Hector Xavier Monsegur, residente de Nueva York y líder del grupo LulzSec, de haber cooperado con las autoridades y que se produjeran los arrestos del día seis. En la página web de Panda apareció un mensaje que dice que saben que Sabu –el nombre en clave de Monsegur, les ha entregado. “Como suele ocurrir el FBI amenazaba con llevarse a sus hijos lejos. Lo entendemos, pero nosotros éramos tu familia también”, dice otro mensaje.

Los hackers han prometido continuar con sus actividades y retan al FBI y otras autoridades a intentar encontrarles.

Anonymous es un grupo de hackers que ha conseguido echar abajo las páginas web de varias agencias gubernamentales y de empresas, algunas de las cuales dejaron de prestar su apoyo a WikiLeaks cuando estalló el escándalo. LulzSec también está formado por un grupo e hackers que atacan a empresas e instituciones  por diferentes motivos, la mayoría de origen político.

Las autoridades de varios países han estado trabajando para echar el guante a estos grupos y esta semana se producía la detención de varios de sus miembros. Luis Corrons, director de PandaLabs escribía un post titulado “Where is the Lulz Now” después de los arrestos, que es lo que ha generado el ataque a su página web.

Desde la compañía confirma que los hackers pudieron entrar en su servidor web, alojado fuera de la red interna de Panda y que se utiliza principalmente para alojar los blogs y para campañas de marketing.

Por otra parte, la página web del Vaticano ha sido la última víctima de Anonymous, que ayer la echó abajo en protesta por la doctrina de la iglesia católica y el abuso sexual de sacerdotes contra niños. La página web estuvo inaccesible el 7 de marzo, aunque no se ha querido especular con la causa.

Anonymous ha reclamado en acto asegurando que se produce por una serie de supuestos delitos cometidos a lo largo de los siglos, desde la quema de libros y ejecución de opositores a la iglesia, a ayudar a los nazis, la oposición al aborto y los crímenes contra los niños.

No se trata, dicen, de atacar a la religión, sino a la “corrupta”  Iglesia Católica Romana.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor