Sony perdió más de 2.000 millones de euros entre abril y diciembre

Negocios

Sony lleva cuatro años registrando cifras negativas y ha nombrado a un nuevo CEO mientras espera 2.206 millones de euros en pérdidas en el año en curso.

Sony ha anunciado unos resultados financieros caóticos en lo que lleva de año fiscal (que comienza en el mes de abril), registrando pérdidas entre el mencionado mes y diciembre de unos 2.000 millones de euros.

Según parece, la fortaleza del yen y las inundaciones en Tailandia han sido los factores que más negativamente han influido a estas malas cifras. Por si fuera poco, la compañía pronóstica que la pérdida anual, del año que finalizará en marzo, ascenderá a 2.900 millones de dólares (2.206 millones de euros).

El peor trimestre para la empresa ha sido el tercero de su año fiscal, entre octubre y diciembre, que normalmente está caracterizado por un aumento de las ventas a causa del periodo de la Navidad. Concretamente, Sony perdió en el mencionado periodo unos 915 millones de euros.

Una de las iniciativas que más han afectado a este último trimestre ha sido la pérdida de su ventas tras separarse de su antiguo socio, Samsung, en la creación de pantallas para televisores, disolviendo la joint venture S-LCD.

Sony vendió la parte que le correspondía en S-LCD, creada en 2004 junto a su rival coreano y decidió adquirir las pantallas para sus televisores de proveedores de otros países asiáticos como Taiwán para reducir así gastos en el mercado de televisores, el cual está viviendo una profunda crisis, viendo caer sus precios a causa de la bajada de la demanda.

A principios de semana, Sony anunció que Kazuo Hirai, un veterano de los negocios de música y juegos de Sony, pasaría a ser el presidente y y CEO de la compañía. Se cree que Sony planea llevar a cabo drásticas restructuraciones bajo la dirección de Hirai con el objetivo de volver a los beneficios después de cuatro años consecutivos en números rojos.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor