RIM reorganiza su cúpula directiva

Negocios

Los creadores de RIM, Lazaridis y Balsilie, renuncian a sus cargos y llevarán un papel menos influyente en la compañía, dando paso a Thorsten Heins como CEO.

Después de que 2011 fuera un año nefasto para Research In Motion (RIM), ya que sus BlackBerry fueron perdiendo cuota de mercado de forma considerable y de que sus nuevos productos como el tablet PlayBook no consiguiera convencer al público, los directivos han decidido dimitir y dar paso a nuevos profesionales.

Mike Lazaridis y Jim Balsillie, ambos fundador de la empresa canadiense en 1984 y consejeros delegados, acaban de renunciar a sus cargos con el objetivo de reorganizar la compañía, como llevaban tiempo pidiendo los inversores. Así Lazaridis pasa a ser vicepresidente y Balsillie continuará en el Consejo, donde no tendrá ningún rol operativo. Por su parte, Thorsten Heins pasaréáa ser el nuevo jefe de operaciones.

Heins lleva trabajando en RIM desde finales de 2007 cuando se incorporó como vicepresidente de ingeniería de hardware y el pasado año 2011 pasó a ser director de operaciones de producto y venta.

Otra de las novedades de los cambios en la cúpula es que Barbara Stymiest, miembro del consejo desde hace cuatro años, pasa a ser presidenta del consejo de administrsación del grupo, puesto que antes también ocupaban los dos fundadores, para disgusto de los inversores que consideraban que Lazaridis y Balsillie tenían demasiada influencia sobre RIM.

Thorsten Heins parece haber sido bien recibido por el consejo de RIM, según publica Les Echos. El nuevo CEO ha declarado que su prioridad, durante sus primeros meses liderando la empresa canadiense será la comercialización de la nueva gama de siete Blackberry con pantalla táctil y el desarrollo de una nueva versión del sistema operativo de su PlayBook.

Durante 2011, los BlackBerry, los smartphones que llegaron a ser muy populares en el mercado, fueron perdiendo usuarios a causa de la popularidad de los terminales basados en el sistema operativo Android y del éxito del iPhone. Así, el pasado mes de septiembre se publicaba que los teléfonos inteligentes de RIM estaban perdiendo cuota de mercado incluso más rápido de lo esperado y en el mencionado mes RIM anunció unos beneficios en su segundo trimestre del año fiscal 2012 de 329 millones de dólares (238,5 millones de euros), menos de la mitad de los 797 millones de dólares que se habían conseguido en el mismo período de hace un año.

Para mejorar su situación, RIM anunció en agosto el “mayor lanzamiento de su historia” con la comercialización de los BlackBerry Bold 9900 y 9930 y tres modelos de la BlackBerry Torch (9810, 9850 y 9860) a través de un total de 225 operadoras y partners, terminales que ahora Heins quiere seguir promocionando.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor