El CEO de Cisco anuncia “decisiones difíciles” en un futuro próximo

Negocios

John Chambers a instado a los inversores a preparse para cambios cruciales que permitan a la compañía recuperar la credibilidad y hacer frente una dura competencia.

El CEO de Cisco, John Chambers, ha señalado este jueves ante analistas e inversores que su compañía tendrá que tomar “decisiones difíciles”. El responsable ha instado a los asistentes a prepararse para los cambios cruciales que se producirán durante las próximas semanas y meses, pero no aportó demasiados detalles al respecto.

Chambers también ha señalado que Cisco “tiene muchos puntos fuertes, y algunas debilidades”, en referencia a la lentitud en la toma de decisiones y una débil ejecución, según recoge Reuters.

El CEO, que lleva 16 años en el cargo, ha prometido invertir con fuerza en productos de vídeo, como el servicio de telepresencia de videoconferencia corporativa, y ha señalado que el negocio de enrutamiento está “en muy buena forma”. Sin embargo, ha alertado de que la compañía ha de hacer frente a una intensa competencia, como Juniper Networks o HP, y a los obstáculos en el otro pilar de su negocio, la conmutación.

Estas palabras reflejan lo anunciado a sus empleados esta semana, a quienes ha anunciado la necesidad de tomar medidas audaces para restablecer la credibilidad empañada. Además, ha señalado que el gasto del sector público se mantiene deprimido en EE.UU. y en otros países, y se ha visto puesto en duda por la inestabilidad política en Oriente Medio y por la catástrofe natural de Japón.

Decepcionantes resultados trimestrales

El estatus de Cisco ha disminuido últimamente, según Reuters, después de que los resultados de los dos últimos trimestres decepcionaran al mercado. En noviembre, la compañía anunció que el crecimiento de las ventas sería menor de lo esperado por los analistas y en febrero advirtió de la disminución del gasto público y de la reducción de márgenes frente a una dura competencia.

Los analistas, por su parte, especulan con que la compañía pueda verse obligado a reducir gradualmente su negocio orientado al consumidor y a reorientar sus negocios de routing de Internet y switchess.