HP combina rendimiento y estética para obtener la fórmula ganadora en el mercado de las workstations

Productos

La workstation xw6600 es la firme apuesta de HP para obtener una posición dominante en un mercado en el que compite con Sun, Lenovo y Super Micro.

Los clientes que utilizan workstations valoran la capacidad de estos equipos para agilizar las tareas complejas. Y en cuanto a los VAR, los que apuestan por comercializar estas estaciones de trabajo sobre todo lo hacen porque se trata de soluciones con altos precios con las que obtienen buenos márgenes.

En este contexto, HP se ha propuesto satisfacer tanto a los clientes como al canal con la nueva xw6600, con la que ofrece una amplia selección de procesadores Xeon, tarjetas gráficas nVidia Quadro y memoria RAM DDR2 de 32 GB.

HP envió al laboratorio de CHANNEL INSIDER una unidad xw6600 para que le echáramos una mirada más de cerca. En concreto, la workstation que hemos analizado llegó preconfigurada con dos CPU Xeon E5440 funcionando a 2,83 GHz, 8 GB de SDRAM DDR2 a 667 MHz, una tarjeta gráfica nVidia Quadro FX1700, un disco duro Seagate de 250 GB a 7.200 RPM SATA (Serial ATA), una unidad SuperMulti SATA 16X DVD +/-RW y un sinfín de accesorios. Este equipo, en el que corre el conjunto de chips 5400 de Intel, presenta un formato minitorre adornado con unos atractivos gráficos de fantasía. En cuanto al software, la unidad analizada llevaba preconfigurado Windows Vista 64-Bit Business Edition.

HP ha diseñado este equipo con eficacia, de tal modo que los componentes se encuentran en un reducido espacio, dejando una amplia zona para el flujo de aire. Y el resultado final no es mucho más grande que un típico PC d escritorio.

En resumen, la xw6600 es más pequeña, silenciosa y rápida que la mayoría de sus competidoras. Aunque una estación de unos 1.500 euros puede resultar cara para la mayoría de los usuarios, quienes apuesten por el equipo de HP verán que esta inversión se verá recompensada por un impresionante rendimiento.