Hispalinux denuncia a Microsoft por una obstrucción en Windows 8

Negocios
Hispalinux

Hispalinux asegura que los usuarios que han comprado ordenadores con Windows 8 han tenido dificultades para cambiar de SO por el llamado Secure Boot UEFI.

La asociación española Hispalinux, que representa a los usuarios de software de código abierto y que cuenta con 8.000 miembros, ha presentado una demanda contra Microsoft frente a la Comisión Europea, algo que supondrá un nuevo reto para el desarrollador de Windows después de la multa que se le impuso a principios de este mes.

hispalinux
Hispalinux cuenta con 8.000 miembros y tiene el fin de divulgar y facilitar el acceso al sistema Linux a los usuarios; y de coordinar, apoyar y dar organización a los distintos grupos no organizados que ya existen en España,

Hispalinux, que  representa a los usuarios y desarrolladores del sistema operativo Linux en España , dijo que Microsoft había dificultado a los usuarios que han comprado ordenadores basados en el nuevo Windows 8 cambiarse al mencionado sistema de software libre y a otros sistemas operativos del mercado.

José María Lancho, abogado que representa a Hispalinux, anunció la entrega de la demanda, de 14 páginas, en la que, entre otras cosas, la organización española dice que Windows 8 contenía un “mecanismo de obstrucción” llamado Secure Boot UEFI que controla la puesta en marcha del equipo, lo que significa que los usuarios deben buscar las claves de Microsoft para instalar otro sistema operativo.

Según las declaraciones de Lancho a Reuters, “esto es absolutamente contrario a la competencia” y añadió que “es muy malo para el usuario y para la industria europea de software”.

Por su parte, aunque Joaquín Almunia, el líder de competencia en la Unión Europea, no quiso hacer declaraciones, aunque a principios de este mes había declarado frente a un legislador del Parlamente Europeo que su gobierno estaba al tanto de los requisitos de seguridad del Windows 8 de Microsoft .

La Comisión Europea multó a comienzos de este mes a Microsoft, a pagar 561 millones de euros por no permitir que 15 millones de clientes pudieran elegir navegador cuando compraban terminales basados en Windows 7. En total, la de Redmond, lleva pagados a las autoridades europeas 2.200 millones de euros, desde el año 2004 y esta ha sido la primera vez de la historia de Bruselas que se multa  a una compañía por incumplir los compromisos asumidos para corregir un abuso de posición dominante.

La demanda de Hispanlinux podría empeorar aún más la situación de Microsoft.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor