Las patentes de Nortel se venden por 3.000 millones de euros y no a Google

Estrategia de CanalNegocios

Seis grandes fabricantes, entre ellos RIM, Apple y Sony, ofrecieron 4.500 millones de dólares para frenar la compra de estos derechos por parte del buscador, que estaba dispuesto a pagar 900 millones.

Un consorcio de seis empresas tecnológicas, entre las que se encuentran Apple, Research in Motion, Microsoft, Ericsson y Sony, han ganado la puja por las 6.000 patentes de Nortel, derrotando así a otros pretendientes como Google e Intel. El grupo de compañías pagará, en total, 4.500 millones de dólares (algo más de 3.000 millones de euros).

La venta incluye más de 6.000 patentes y solicitudes para otras nuevas, que abarcan diversas áreas tecnológicas como el wireless 4G, conexión inalámbrica, redes de datos, voz, uso de Internet o  semiconductores, entre otras. Las más codiciadas son las relacionadas con la tecnología de banda ancha móvil 4G, en los estándares LTE (Long Term Evolution), tecnología clave para el despegue del Internet móvil.

Nortel se ha visto obligado a vender sus posesiones por encontrarse en situación de bancarrota. George Riedel, director de estrategia y presidente de las unidades de negocio de la empresa ha declarado que “el tamaño y el valor de esta transacción no tiene precedentes” y recordó que gran parte de las mayores empresas mundiales se habían mostrado interesadas.

Google ofreció 900 millones de dólares por las patentes para mejorar su Android y grandes compañías del sector como Apple, HP, Nokia, Microsoft o AT&T se pusieron en contra alegando que esta venta de patentes dañaría a toda la industria.Para frenar al buscador, RIM y Apple, por separado, anunciaron que lanzarían una contraoferta.

Finalmente la solución, ha sido la unión de varias de estas empresas contrarias a la compra de las patentes por parte de Google, para poder ofrecer una cantidad mucho mayor. Según publica Reuters, de los 4.500 millones de dólares, RIM pagará 770 millones y Ericsson 340 millones de dólares.

El próximo 11 de julio se celebrará una audiencia conjunta frente a los tribunales competentes de Estados Unidos y Canadá, quienes deberán dar el aprobado a la transacción.

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor