Los beneficios del PlanE para el canal TIC

Negocios

El nuevo Plan E se posiciona como una importante oportunidad para compañías y canal de comenzar 2010 con buen pie.

El canal dedicado al desarrollo TIC está experimentando constantes cambios, y teniendo en cuenta la actual situación de restructuración económica, estos cambios se acentúan. La nueva situación económica ayudará a las compañías que mayor capacidad de adaptación tengan. Por ello, no es extraño que se aprovechen iniciativas que ayuden al desarrollo de nuestro negocio, como el Plan E, para el cual, se ha movilizado una gran cantidad de los recursos. Todos estos esfuerzos vienen a demostrar que las oportunidades existen y tan sólo hay que estar preparado para poder afrontarlas, ya sea mediante la capacidad de movilizar un alto volumen de negocio o mediante la especialización en diferentes soluciones y arquitecturas.

Hemos visto un alto interés por parte de todo el canal en el Plan E, dado el gran presupuesto del gobierno dispuesto para tal fin. Canales con una propuesta como la de Cisco, han aprovechado su capacidad de movilización de su estructura para acelerar sus procesos de negocio implicando a todas las partes del canal: fabricantes, mayoristas, distribuidores e integradores. Todos los esfuerzos de movilización nos ayudan a aprovechar los beneficios que aporta al canal el Plan E, y no sólo por los beneficios económicos que capitalizamos de una forma inmediata, sino, que desde un punto de vista cultural, el ratio de penetración de tecnologías avanzadas aumenta rápidamente permitiendo con ello un crecimiento futuro de las TIC.

Si conseguimos reducir la barrera de entrada de la adopción de tecnologías avanzadas por parte de la pyme, conseguiremos acceder al mercado con mayor previsión de crecimiento y que mayor margen puede aportar a integradores y distribuidores de soluciones. Es por ello, que iniciativas como el Plan E, deben ser trasladadas al desarrollo de nuevas aplicaciones que aporten beneficios por encima de los tradicionales, es decir, que doten a la sociedad española de la infraestructura necesaria para un más rápido y mejor desempeño de sus relaciones y formas de colaboración. Es posible desde un punto muy básico pensar que la oportunidad reside en la renovación de la base instalada, en lugar de generar inercia en la implantación de nuevas tecnologías. Todos estos cambios tecnológicos que se impulsan, generarán cambios culturales que no sólo afectarán a la forma en la que hacemos negocios sino también a la forma en la que nos relacionamos e interactuamos.

El canal de Cisco, por encima de otros, ha evolucionado y se ha especializado en diferentes soluciones y arquitecturas permitiéndonos acceder a un amplio abanico de mercados en crecimiento. No debemos olvidar que todo cambio implica un esfuerzo, no sólo económico, sino también en nuestra forma de afrontar las situaciones. Hemos de reflexionar sobre los recursos que necesitaremos para ello, ya que, si no cambiamos nada, nada cambia. Compañías que intenten posicionarse como proveedores de nuevas tecnologías y quieran mantener el acercamiento y estructuras tradicionales, muy frecuentemente se verán envueltas en un bucle infinito en el que la propia organización le devolverá al punto de origen.

Las diferentes aplicaciones que promueve el Plan E son en cierta medida una renovación y mejora de la infraestructura del sector público, mediante la sustitución de equipamiento antiguo, mejoras de acceso a la infraestructura de la red fija y móvil, mejora en la gestión y producción de procesos, incrementar la colaboración con las entidades privadas (en especial la nueva empresa)… Por ello, Cisco y Comstor se implicaron en facilitar soluciones y herramientas que puedan acercar lo más posible estas nuevas oportunidades de negocio, mediante la puesta a disposición de sus partners de un equipo dedicado al Plan E, tanto para el asesoramiento en el planteamiento técnico como en los procesos administrativos y planteamiento comercial.

En resumen, demostrar los beneficios que aportan las TIC y las tecnologías avanzadas, en especial a la pyme, e incentivar a la sociedad española será un factor crítico si queremos continuar con el desarrollo de nuestro canal mediante un modelo que aporte valor a todas las partes implicadas, incluyendo al usuario final. Por ello, iniciativas como el Plan E nos permiten acercar el valor de la tecnología, mejorando los procesos de producción y reduciendo los costes de desarrollo de la actividad del negocio; es decir, demostrar continuamente los beneficios de la inversión en las TIC.