Código mixto: las ventajas de utilizar lo mejor de cada mundo

Negocios

Ricardo Ruiz, director de canal de Novell en Iberia, explica las oportunidades de negocio que se abren ante los ‘resellers’ que apuestan por combinar las bondades de los sistemas propietarios con las de las soluciones de código abierto.

Aún hay algunos que creen que sólo hay dos formas de instalar infraestructuras TI: apostar por una solución propietaria, pagar el precio estipulado y aceptar los términos que establezca la licencia del producto, o llevar a cabo la instalación por cuenta propia y totalmente gratis, con la única ayuda de la comunidad Open Source. No es así.

Una tendencia que libera a los clientes de la difícil elección entre software y servicios de código abierto y la tradicional oferta basada en código propietario ha irrumpido con fuerza en el mercado. Se trata de emplear, en cada caso, la mejor tecnología de ambos mundos para crear capas de infraestructura de software en el marco de un nuevo paradigma denominado “código mixto”.

Y es que, apostar por una estrategia de fuente mixta permite a los clientes mantener el bajo coste que garantiza el uso de software de código abierto y, a la vez, minimizar los riesgos, proteger los datos clave de la empresa, reducir los costes derivados de la administración de redes y cumplir con la regulación existente con la ayuda de las soluciones propietarias.

De ahí que muchos clientes estén ya apostando por este tipo de soluciones mixtas, la comunidad Open Source y los proveedores herederos de ésta, y busquen ayuda para crear infraestructuras de fuente mixta con soluciones de software de extremo a extremo (‘end to end’) que combinen lo mejor de ambos mundos.

Sin duda, este escenario ofrece una oportunidad única para aquellos proveedores y ‘resellers’ que reconozcan el valor de la colaboración entre las dos escuelas. Por una parte, el software de código abierto evoluciona rápidamente y casi ha igualado ya la oferta de sistemas operativos, aplicaciones para servidores, bases de datos, etc. basada en código propietario. Sin embargo, en vez de dejar a un lado a los proveedores de soluciones propietarias, el avance del código de fuente abierta ha abierto un amplio abanico de oportunidades para ellos, además de, lógicamente, para la comunidad de fuente abierta.

En lo que respecta a posibles debilidades en algunas funcionalidades de las soluciones de fuente abierta, éstas pueden ser compensadas tanto por un desarrollo posterior de ese software libre o por soluciones propietarias. Aplicaciones complementarias (‘add-ons’) de proveedores de soluciones propietarias o de código abierto hasta software como Linux, Jboss y MySQL ayudan a los clientes a incluir más funcionalidades en su software de código abierto, muchas veces para seguir beneficiándose de lo mejor de sus sistemas propietarios previos, pero sin tener que volver a asumir los elevados costes ni la inflexibilidad de esos sistemas. Así, por ejemplo, al añadir funcionalidades de seguridad adicionales a sus sistemas operativos, muchos clientes están, en realidad, recurriendo a una solución mixta, es decir, Linux/propietaria.

Por otro lado, mientras algunos productos, como Apache, están lo suficientemente bien desarrollados como para haberse convertido realmente en una ‘commodity’, otros aún no ofrecen exactamente las funcionalidades que los clientes desean y es ahí donde la fuente mixta puede ayudar.

Muchos proveedores están creando herramientas complementarias para soluciones propietarias de cara a mejorarlas sin que ello les exija excesivos recursos. Lógicamente, para que los clientes puedan identificar e integrar esas funcionalidades complementarias, necesitan contar con el soporte de vendedores y proveedores de servicios que entiendan las pautas de convivencia de las tecnologías de código abierto y las propietarias, y que puedan ofrecerles servicios y soporte para todo tipo de plataformas.

De este modo, los clientes se podrán preocupar más por valores como el coste, la velocidad, la innovación y los estándares abiertos, con independencia del proveedor. En definitiva, el futuro del software es, al mismo tiempo, abierto y propietario, y los proveedores que adopten y soporten ambos campos, liderarán el mercado. Por ello, los que estén bien conectados con la comunidad Open Source y que, a la vez, sean capaces de proporcionar soporte a las soluciones propietarias, destacarán sobre el resto.