Un NAS en rack para cada cliente y circunstancia

¿Qué es un Brand Voice ?

QNAP ofrece una amplia gama de servidores para que las empresas elijan el que mejor se adapta a sus necesidades.

Cada empresa es un mundo. Puede haber negocios que comparten sector e ideales, pero las necesidades tecnológicas que tienen en su día a día variarán según su edad, tamaño, proyectos y demás circunstancias particulares. Y, por tanto, todas se verán obligadas a elegir las herramientas que mejor se adapten a esas necesidades, incluyendo las soluciones de almacenamiento.

Para satisfacer los requisitos de un nutrido grupo de compañías, QNAP ofrece una línea de producto variada y ampliada de servidores NAS en rack.

Serie TS-x32XU, la gama de entrada

En la gama de entrada, QNAP cuenta con los servidores TS-x32XU que, además de facilitar almacenamiento puro y duro, cubren temas como la vigilancia, el respaldo de archivos y la recuperación en caso de desastre. Utilizan el procesador Annapurna Labs Alpine AL-324 de cuatro núcleos, basado en arquitectura ARMv8 Cortex-A57, e incluyen un par de puertos 10Gbe SFP+ y otro de expansión PCIe.

Series TS-x53BU y x63XU, la gama media

Para la gama media las empresas tienen posibilidad de elección entre un NAS con chip Intel o un NAS con chip AMD. En la primera categoría se encuentran los TS-x53BU que recurren al procesador Intel Celeron J3455 de cuatro núcleos. Y, entre el segundo tipo, los x63XU con procesador AMD G-Series GX-420MC con el mismo número de núcleos.

Algunas características destacables de TS-x53BU son su RAM DDR3L de doble canal con hasta 8 GB, unas velocidades de lectura y lectura con cifrado Intel AES-NI de 256 bits de 415 MB/s y 416 MB/s, la opción de instalar adaptador QM2 M.2 SSD/10GbE LAN de QNAP y su fuente de alimentación redundante para aplicaciones de misión crítica.

Con modelos de 4, 8 y 12 bahías, x63XU se puede usar para aplicaciones de centros de datos y de virtualización, en situaciones que exigen gran ancho de banda. Por ejemplo, con VMware, Citrix, Microsoft Hyper-V y Windows Server 2016. Esta serie es capaz de alojar máquinas virtuales de forma nativa, incluyendo Windows, Linux, UNIX y Android, así como contenedores LXC y Docker.

Series x72XU y x73U, la gama media-alta

La alternativa entre Intel y AMD se reproduce en la gama media-alta. Así, QNAP ofrece servidores x72XU que optan por tecnología Intel Core de octava generación. Con capacidad de expansión PCIe, se abre la puerta a tarjetas gráficas y adaptadores de hasta 40GbE habilitando incluso flujos de inteligencia artificial.

Esta serie facilita la reproducción de medios 4K y la transcodificación en línea. Aporta almacenamiento escalable, por ejemplo, para uso compartido, respaldo y recuperación. Y viene con soporte iSER y aprovisionamiento de SSD RAID definido por software, ampliando la vida útil de la unidad de estado sólido.

Los modelos de la serie x73U, de 8 bahías como mínimo y 16 bahías como máximo, se apoyan mientras tanto en el chip RX-421ND de AMD y cuentan con un par de ranuras SSD M2 SATA de 6Gb/s ofreciendo eficiencia con tecnología Qtier. Son servidores que llevan preinstalada una tarjeta de red de doble puerto 10GbE SFP+ y se vinculan al ámbito de las nubes privadas seguras y las infraestructuras tecnológicas eficientes.

Estos NAS de QNAP afrontan diferentes cometidos como gestión centralizada, instantánea, intercambio de archivos, sincronización entre dispositivos, servicios de directorio, controlador de dominio o backup.

Series x77XU, x83XU y x85U, la gama alta

De cara a la gama alta las opciones se amplían aún más. Con procesadores Ryzen 3 1200, 5 2600 y 7 2700, la serie x77XU de QNAP apunta a escenarios como virtualización de escritorios y servidores, transcodificación o streaming sobre la marcha e infraestructura de nube privada. Estos servidores cuentan con tarjetas SmartNICs ConnectX-4 de Mellanox y capacidad multihilo.

Son dispositivos que pueden funcionar como todo en uno. Permiten ejecutar más de un sistema operativo QTS virtual en un solo NAS, segregando recursos de CPU, memoria y redes, con una implementación flexible de las aplicaciones y ahorro tanto de energía, como de espacio y costes.

La cartera de QNAP también tiene servidores de gama alta con Intel Xeon en su interior. Por una parte, los x83XU confían en Intel Xeon E-2124 y E-2136 de cuatro o seis núcleos y tecnología ECC para combate automático de errores. Esta oferta de QNAP se concentra en transferencias intensivas de datos, intercambio de archivos de gran tamaño y virtualización. En cuestión de SSD, optimiza la escritura aleatoria para aplicaciones de IOPS exigentes.

Por otra parte, los x85U (TES-1885U y TES-3085U) incluyen discos SAS de 12 Gb/s con chip Intel Xeon D de 14 nanómetros y 64 bits más PCH de hasta 8 núcleos. Los dos son modelos que soportan 10 GbE de manera nativa y admiten expansión PCIe Gen.3 con adaptadores de 10 GbE o 40 GbE y SSD NVMe PCIe. Están certificados para VMware vSphere 6.0, trabajan con VAAI y son compatibles con ODX, Windows Server 2012 y Citrix XenServer 6.0.

Además, esta última alternativa de la gama alta de QNAP aporta flexibilidad de la mano de dos sistemas operativos centrados en el almacenamiento. Esto es, QES basado en FreeBSD y un QTS que se basa en Linux.