Transferencias de 10GbE al alcance de la mano con los adaptadores QNA de Thunderbolt 3

¿Qué es un Brand Voice ?

La serie QNA de QNAP entrega hasta 1.069 MB/s de velocidad de acceso a creadores de contenido que trabajan con grandes archivos multimedia en equipos Windows y Mac.

El mundo actual está marcado por los datos y el consumo de vídeo. Todos, usuarios y empresas, generamos y consumimos grandes cantidades de información a alta velocidad, con niveles de tráfico que se cuentan por Zettabytes al cabo del año y entre los que sobresale el contenido multimedia como los juegos y también las aplicaciones de realidad virtual o realidad aumentada.

Mientras, las resoluciones que se utilizan para transmitir y recibir todo ese material en el dispositivo final han ido aumentando durante los últimos años. Hoy por hoy existen múltiples opciones disponibles, desde 720p y 1080p a 4K. Ya se piensa incluso en los 8K.

Esta compleja realidad obliga a los creadores de contenido a dotarse de herramientas y prepararse en condiciones para cumplir con unos requisitos de almacenamiento y red cada vez mayores a la hora de editar sus archivos multimedia, incluyendo también las fotografías.

Estos profesionales tienen que buscar la forma de trabajar con contenido que es enorme de la manera más eficiente posible, sin que eso les haga perder demasiado tiempo por el camino para poder concentrarse en la parte creativa.

Adaptadores QNA-T310G1T y QNA-T310G1S

QNAP se dirige precisamente a quienes trabajan en el ámbito del multimedia con la serie QNA, que acelera la transferencia de archivos a través de adaptadores portátiles que se pueden transportar a cualquier parte. Sus dimensiones de 27,6 x 56 x 112/113,2 milímetros favorecen el puesto de trabajo móvil y la puesta en marcha en cualquier momento.

Esta línea está compuesta por dos modelos distintos: el QNA-T310G1T con puertos RJ-45 y Thunderbolt 3 a 10GbE Multi-Gigabit (10G/5G/2,5G/1G/100M) y el QNA-T310G1S con puerto SFP+ 10GbE.

Para contribuir al movimiento de datos de un lado a otro, el adaptador QNA-T310G1T crea una red ultrarrápida entre un PC con sistema operativo Windows o un ordenador Mac y un NAS u otro dispositivo informático con capacidad 10GbE de alta velocidad.

Dadas sus características, es capaz de transformar un puerto Thunderbolt 3 Type-C en 10GbE para la transferencia de archivos de gran tamaño por encima de los 1.000 MB/s de velocidad de acceso. Y es que la velocidad es el principal beneficio de esta oferta de QNAP.

En Windows, la velocidad de descarga durante la transferencia alcanza los 1.068 MB/s, con velocidad de subida de hasta 1.069 MB/s. En Mac, la velocidad de descarga es de 1.042 MB/s y la de subida, de 1.045 MB/s. Con conexión a redes 10GbE a través de Thunderbolt 3, las transferencias de datos entre equipos consiguen ser más veloces que de costumbre y se racionalizan los flujos de trabajo.

En comparación con la típica red de 1 Gigabit, la propuesta de QNAP reduce las esperas y mejora el rendimiento, multiplicando por diez la velocidad de transmisión. Esto significa que, en la práctica, es posible copiar el contenido de varios DVDs en cuestión de segundos.

Adaptando sus flotas de portátiles con QNA, los estudios creativos obtendrán un entorno de 10GbE asequible para que sus empleados aprovechen una velocidad y un ancho de banda de otra manera difíciles de alcanzar.

Solución portátil con diseño elegante y configuración instantánea

El QNA-T310G1T de QNAP es compatible con diferentes versiones de Windows 7 (Windows 7 x64, Enterprise x64, Home Basic x64, Home Premium x64, Professional x64, Starter x64 y Ultimate x64) y de Windows 10 (Education x64, Enterprise x64, Home x64 y Pro x64), además de soportar el software macOS 10.13 “High Sierra” y macOS 10.14 “Mojave”.

Para configurar esta solución basta con unir el adaptador por cable Thunderbolt 3 que viene incluido en el paquete al PC o Mac y a un switch listo para 10GbE, NAS u dispositivo con cable 10GbE, como RJ45 Cat 5e/Cat 6a o superior y DAC SFP+.

Este adaptador no requiere de suministro adicional de alimentación, lo que facilita la implementación de un producto compacto de unos pocos gramos de peso que resulta fácil de agarrar y se puede llevar fácilmente de un lado a otro para tenerlo siempre a mano.

A nivel de diseño cuenta con ranuras en la superficie para disipar el calor de forma efectiva evitando sobrecalentamientos y problemas derivados. Se encuentra disponible en colores negro y plateado, con cubierta metálica de tonalidad brillante, por poco más de 200 euros.

Autor: gvargas
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor