¿Qué pasa con los datos que introducimos en la Red?

Negocios

Día a día, usando aplicaciones, redes sociales, correo electrónico o servicios de mensajería, ofrecemos nuestra informacióm a grandes empresas. Información que ellas guardan. ¿Qué pasa con esos datos?

Internet de las cosas

A mayor uso de dispositivos móviles, más información manejan las grandes empresas de Internet. Los datos asustan: Cisco calcula que para 2017, el tráfico de información almacenado en centros de datos en a nube será del triple del actual y destaca que, mientras en el año 2012 había ligeramente más datos almacenados en ‘data centers’ tradicionales que en los alojados en la nube, para 2017 la mayoría de los datos estarán en el cloud.

Pero cuando los humanos estemos conectados a Internet a través de ‘dispositivos para llevar puestos’ o wearables (pulseras, relojes, chaquetas y todo el resto de objetos que acabaremos llevando encima, conectados a Internet y controlando asuntos como la salud o el ejercicio), y de otros dispositivos del día a día como los utensilios del hogar o los vehículos, habrá empresas, como por ejemplo Google que conocerá bien la rutina de una gran parte de la población de los países económicamente desarrollados. Contarán con información, casi podríamos decir privilegiada del día a día de un gran número de ciduadanos, y esa información se seguirá almacenando, si nada cambia. Y todo eso aún está sin gestionar por parte de las autoridades para proteger la intimidad de los ciudadanos.

Por ello, hace tan solo unos días, las autoridades europeas de Protección de Datos, destacando la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) junto con la Autoridad francesa (CNIL),  han dicho sentirse preocupadas por la privacidad de los usuarios con el crecimiento de los dispositivos que se llevan puestos y el Internet de las Cosas y, en consecuencia, han aprobado el primer dictamen par regular es nueva realidad.

Lea también :

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor