En 2018 los cibercriminales usarán más criptomonedas (distintas a Bitcoin) para ataques

Negocios

Algunos delincuentes están cambiando su enfoque a Monero, Ethereum y Zcash, lo que dificultará la lucha contra el delito cibernético.

Bitcoin sigue siendo una moneda popular entre los ciberdelincuentes, pero su alto perfil también les está causando ciertos dolores de cabeza. Mientras algunos están almacenando grandes cantidades de la moneda, otros se están viendo obligados a modificar los precios de sus productos sobre una base diaria o por horas.

Esta volatilidad de Bitcoin podría enriquecer rápidamente a los inversores de criptomonedas, pero también podría provocar un colapso y que los delincuentes lo pierdan todo. Como resultado, y debido a que Bitcoin no ofrece un anonimato completo, algunos delincuentes están cambiando su enfoque a otras criptomonedas, como Monero, Ethereum y Zcash.

El informe de 2017 de evaluación de amenazas del crimen organizado en Internet elaborado por Europol recoge: “el abuso de Bitcoin sigue siendo un factor clave para la conducta delictiva en Internet pero se advierte que otras criptomonedas están en aumento, especialmente Monero o Zcash, que parecen tener más que ofrecer a los delincuentes que desean operar con mayor anonimato”.

Si más ciberdelincuentes avanzan hacia otras criptomonedas, se complicará la lucha contra el delito cibernético. También puede crear nuevas preocupaciones a las organizaciones que compraron Bitcoins en el pasado en caso de que fueran atacadas por un ataque de ransomware y que ahora tendrán que almacenar reservas de criptomonedas alternativas.

“Veremos un cambio progresivo en 2018 hacia el uso criminal de criptomonedas distintas a Bitcoin, por lo que aumentarán los desafíos policiales contra el cibercrimen”, ha advertido Rob Wainwright, director ejecutivo de Europol, en un tweet.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor