Un segundo ataque masivo de ransomware vuelve a dejar víctimas en España

Negocios

Empresas de Ucrania, Rusia, Dinamarca, Reino Unido y EEUU también han visto comprometidos sus sistemas por un ransomware que podría ser una cepa completamente nueva y no una variedad de WannaCry.

Tras el ataque a nivel global del ransomware WannaCry ha saltado un segundo brote masivo que está afectando a sistemas de empresas y Administraciones Públicas en diferentes países del mundo.

Los primeros informes sobre empresas afectadas por este nuevo ataque de ransomware han llegado desde Ucrania, donde se han comprometido los sistemas del banco central del país, las telecomunicaciones estatales, el metro y ha afectado a proveedores de electricidad y del aeropuerto.

El ataque también ha tenido como víctimas a empresas en Rusia, Dinamarca, España, Reino Unido y EEUU.

El ransomware WannaCry golpeó a más de 200.000 PC en todo el mundo, incluyendo ataques de alto perfil en el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido, empresas de telecomunicaciones y grandes corporaciones. La predicción de daños causados podría llegar a 4.000 millones de dólares a nivel mundial.

El nuevo brote de ransomware no parece ser la misma variedad de malware que WannaCry, de acuerdo con los investigadores de Kaspersky Lab que lo han identificado como una cepa de Petya. No obstante, todavía no está claro exactamente de qué tipo de ransomware se trata y podría, incluso, ser una cepa completamente nueva.

Los afectados han informado de que tras el ataque se les exige un rescate de 300 dólares en bitcoins para descifrar los archivos comprometidos.

“Este reciente ataque demuestra que ninguna organización es inmune a los ataques cibernéticos y subraya la necesidad de que se adopten políticas de defensa en profundidad que permitan la detección de infracciones mucho más rápido, protegiendo tanto los datos sensibles como la reputación comercial”, se ha afirmado desde Kaspersky Lab.

Cada vez más los expertos hacen hincapié en que una actitud proactiva en la seguridad de la información es clave y recomiendan a las empresas implementar copias de seguridad y recuperación de datos, soluciones para detectar vulnerabilidades y de gestión de parches, auditoría de identidad y de uso de datos, controles avanzados para la seguridad de punto final y la monitorización de la integridad de los archivos.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor