Cambio de juego en el almacenamiento de datos

Negocios

Pedro Gónzalez, desarrollador de negocio de Kingston en España, explica en este artículo las ventajas del almacenamiento definido por software, o SDS.

Los avances tecnológicos suelen producir nuevas herramientas que solucionan retos empresariales y proporcionan innovaciones que, a su vez, generan oportunidades de negocio. A medida que aumenta la cantidad, relevancia, valor estratégico y táctico de los datos para las organizaciones de todos los tamaños y en todos los sectores, lo que antes era una simple cuestión de almacenamiento y recuperación de datos se ha convertido en un factor clave para el futuro de los negocios.

Muchos creen que el futuro de sus negocios dependerá del almacenamiento definido por software (SDS). Este podría configurarse de tal modo que pudiera satisfacer el cambio de necesidades, lo que supondría un ahorro de costes en el futuro para todas las empresas.

El almacenamiento definido por software (SDS) ha llegado a la escena TI en el momento adecuado. Después de todo, los datos y el uso que hacemos de ellos continúan creciendo. Cada vez más y más aplicaciones y herramientas de negocio online se están migrando a la nube, mientras, el rápido crecimiento de las aplicaciones móviles y redes sociales ha creado la necesidad urgente de mejorar la seguridad de los datos, y combatir tanto los ataques cibernéticos, como el fraude.

Dicho esto, muchos departamentos de TI siguen manteniendo un enfoque tradicional de los datos. Simplemente se ciñen a comprar nuevos sistemas cuando estos se quedan sin espacio. Esta práctica ineficiente y costosa puede ralentizar todo el sistema y amenazar la productividad.

Al mismo tiempo, la línea entre los departamentos de TI y las operaciones de negocios es cada vez más delgada. Eso repercute en más presión en los equipos TI para mejorar las experiencias de los usuarios, al mismo tiempo que han de tomar decisiones de negocios más rápidas y mantener los datos a salvo, sacando de todo ello una ventaja competitiva.

Como esto es demasiado, debemos encontrar formas más rápidas, sencillas y sofisticadas de almacenar y recuperar datos manteniendo la confianza del cliente y protegiendo su información personal. Desde su lanzamiento en 2013, los SDS han demostrado hacer eso y más, con mayor flexibilidad, fiabilidad, y menos gasto.

¿Que son los SDS?

En pocas palabras, el SDS se define, en términos generales, como una forma de almacenamiento de datos en la que la programación que controla las tareas relacionadas con el almacenamiento se desacopla del hardware físico de almacenamiento. Como parte de una tendencia global que incluye las redes definidas por software (SDN) y los centros de datos definidos por software, SDS ofrece dos ventajas principales: mayor flexibilidad y una mejor economía de almacenamiento.

Los sistemas de almacenamiento tradicionales, en cambio, combinan los planos de control y datos. Esto hace que sea mucho más difícil administrar la extracción y visualización de archivos en entornos virtuales complejos.

Otra diferencia con los SDS es que el servicio de datos se puede ejecutar tanto en servidores como en sistemas de almacenamiento. Esto repercute en una mayor flexibilidad, escalabilidad, seguridad y fiabilidad. Es decir, es un cambio de reglas a la hora de manejar y desplegar el sistema de almacenamiento.

El SDS tampoco está sujeto a las limitaciones de un sistema físico. Los recursos de almacenamiento se simplifican y se pueden utilizar de manera más eficiente y asequible. Además, el software que impulsa el SDS permite la administración de funciones como la duplicación, respuesta, aprovisionamiento y copias de seguridad. También se pueden agregar niveles de rendimiento de manera independiente.

¿Por qué SDS?

El SDS construye una propia solución de almacenamiento y servicios de datos a medida, agregan nuevas funciones al hardware sin tener que reemplazar todo el dispositivo.

Además, permite el almacenamiento junto a otros recursos, acceso a una interfaz de autoservicio para los usuarios y automatización de la gestión. También establece derechos para administrar servicios de almacenamiento y datos, al tiempo que recupera los costos a través de un modelo de recargo, basado en el almacenamiento del consumidor autentificado.

Los negocios necesitan agilidad y flexibilidad para hacer una transición rápida, los usuarios exigen experiencias digitales a la altura de las que viven en el mundo real y aunque muchas plataformas de almacenamiento tradicionales intentan evolucionar para ofrecer ventajas similares al SDS, de momento no han conseguido resultados realmente eficaces.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor