La mayoría de las empresas tendrán que buscar en el canal las habilidades de IoT

InfoCanal

La falta de perfiles especializados, como los arquitectos de IoT, llevará a contratar más integradores de sistemas capaces de llevar a cabo este desempeño.

La innovación tecnológica está avanzando, sobre todo, en el extremo de red y su encaje con el Internet de las Cosas (IoT).

La explosión de datos que implica el IoT requiere de un equipo de especialistas, dirigido por un arquitecto de IoT, para entender lo que los datos están diciendo y tomar las decisiones adecuadas, pero la existencia de especialistas, y especialmente de arquitectos IoT, es muy escasa.

Por eso, la mayoría de las empresas tendrán que mirar al canal para completar sus habilidades IoT.

“Estimo que el 90% de las empresas que necesitan un arquitecto IoT no van a ser capaces de encontrar uno. Esto lleva o a que el proyecto de IoT fracase o a encontrar un integrador de sistemas que pueda vender esas habilidades”, ha afirmado Dan Graham, responsable de sistemas empresariales de Teradata, empresa de análisis, data warehouse y gestión de datos.

No obstante, la ausencia de habilidades no parece estar impidiendo que las empresas avancen con los proyectos de IoT. Según un informe de 451 Research, el gasto relacionado con el Internet de las Cosas crecerá un 33% en los próximos 12 meses.

La encuesta ha puesto de manifiesto que el 54% de las organizaciones afirman que la falta de personal especializado en IoT no es un problema para ellos, mientras que el 46% asegura que están teniendo dificultades para cubrir puestos relacionados con el Internet de las Cosas.

El oto dato revelador es que 40% de los actuales adoptantes del  IoT dicen estar preocupados por la falta de retorno de la inversión.

Los arquitectos, científicos de datos y expertos en dominios -quienes interpretan, administran y ejecutan los datos- son los que hacen que los proyectos de IoT valgan la pena.

“No solo hay que entender los datos, los protocolos, el administrador de sistemas y la seguridad, sino que ahora la informática física, la administración de dispositivos y los servicios de la nube de alta gama, como el aprendizaje automático, se incluyen en la arquitectura”, ha afirmado Ian Hughes, analista de 451 Research.

El aprendizaje automático aún está en sus primeras fases de desarrollo, pero cada vez más los datos se procesarán en el extremo de red para poder tomar decisiones basadas en los datos rápidamente.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor