Los mejores planes pueden estropearse sin un servicio inalámbrico robusto

Negocios
0 0 No hay comentarios

José Paz, Director general Avaya España y Portugal, enumera cinco imprescindibles que necesita nuestra red inalámbrica.

En el mundo digitalizado de hoy, la experiencia promedio del cliente ha cambiado mucho. El tradicional servicio de habitaciones, por ejemplo, está siendo sustituido por otras experiencias como kioskos de servicio en las habitaciones o incluso por robots de servicio, que atienden nuestras peticiones, desde el periódico hasta realizar la facturación de la habitación, facilitando experiencias interactivas con un simple dedo. Las llaves prácticamente han desaparecido de los hoteles, siendo sustituidas por tarjetas, y ahora éstas se están viendo desplazadas por aplicaciones en los smartphones que nos facilitan la apertura de las habitaciones.

La tecnología se ha convertido en algo cotidiano, siendo elemento integrante de la forma en la que trabajamos y vivimos, y también en la forma en la que viajamos. No es raro que aquellos hoteleros más avanzados estén adoptando con rapidez las nuevas tecnologías emergentes, lo que les permite atender las exigencias de los clientes actuales. Y situado en el corazón de este cambio tecnológico masivo, nos encontramos con una tecnología crítica que no puede ser infravalorada: Wi-Fi

Wi-Fi, antes un lujo, ahora una necesidad

El Wi-Fi nunca había jugado un papel significativo en la industria hotelera como hasta ahora. Lo que antes era la posibilidad de poder ofrecer a los clientes del hotel música o vídeo de forma ininterrumpida, hoy en día estamos hablando de experiencia de aplicaciones móviles integradas que permiten ofrecer servicios en cualquier lugar y cualquier momento, gracias a contar con unos tiempos de respuesta más rápidos y permitir una interacción anticipada. De hecho, el 81 de los responsables hoteleros que participaron en un estudio de Avaya, comentaron que querían incorporar el Wi-Fi para mejorar los servicios de localización. Para los responsables de los hoteles, esto quiere decir que se busca la manera de reforzarlas comunicaciones del equipo gracias a unas comunicaciones unificadas dinámicas.

Estos objetivos claves dependen en gran parte de poder disponer de una red Wi-Fi firme. De hecho, la “red Wi-Fi” fue citada como un elemento clave a la hora de mejorar la experiencia del huésped. Por lo tanto, a nadie le debe sorprender que el 40% de los hoteleros que participaron en un estudio sobre la importancia del Wi-Fi para los viajeros, reconocieran que tenían planes para mejorar su servicio Wi-Fi antes de finales de 2017.

Estamos ante algo muy positivo viendo como los responsables hoteleros buscan convertir sus propiedades en algo más polifacético y rentable. Imaginemos grandes hoteles, por ejemplo, siendo capaces de enviar notificaciones de texto a participantes en congresos o reuniones, informándoles de cambios en la agenda o en los programas. O pensemos en hoteles más pequeños, como hoteles urbanos, donde se pueda seguir manteniendo un encanto clásico al mismo tiempo que potencian sus operaciones de backend con una red de datos sólida y una solución de teléfono IP

Independientemente del tamaño, tanto los responsables de hoteles como los expertos de las TI están de acuerdo en una cosa: contar con una red Wi-Fi adecuada es importante para apoyar la experiencia de huéspedes y clientes, así como para facilitar las operaciones críticas.

Simplificando la solución: cinco cosas que necesitamos de nuestra red inalámbrica

Una solución de red adecuada puede ayudar a grandes y a pequeños hoteles a transformarse. Si usted lector, es uno de los hoteleros que están examinando en este año la posibilidad de mejorar su red Wi-Fi, quizás merezca la pena que busque una solución que pueda:

  • Satisfacer las cambiantes necesidades de la actual generación de clientes: Su red debe contar con aplicaciones escalables y fiables que permitan gestionar las comunicaciones de sus huéspedes y clientes a través de cualquier punto o modo de interacción: voz, correo electrónico, fax, vídeo, Web, mensajería instantánea, redes sociales o movilidad. Una arquitectura de red abierta y extensible, soporta este entorno de comunicación dinámico gracias a la capacidad de crear aplicaciones que personalicen y amplíen el centro de contacto de su hotel.
  • Permitir una expansión fácil: Para muchos hoteles, la necesidad de poder extenderse de forma continua es un reto, pero también un objetivo necesario a alcanzar. Pensemos en un hotel que despliega una solución de red de datos, Wi-Fi y una solución típica de telefonía IP. Este despliegue no debe estar pensado únicamente para satisfacer las necesidades actuales, sino también pensando en futuros desarrollos de servicio. Por ejemplo, la apertura de un spa o el intento de atraer reuniones o seminarios, u otro tipo de eventos.
  • Soportar la arquitectura de red heredada: reestructurar una red antigua puede ser algo muy difícil, especialmente cuando han supuesto una importante inversión y, en la mayoría de los casos, siguen funcionando generalmente bien. En este caso, es importante que la inversión en una nueva red pueda permitir una migración inteligente desde las tecnologías anteriores a la red de nueva generación, con pocas o ningún problema de interoperabilidad. Esto es especialmente importante para los grupos hoteleros internacionales, donde todos los alojamientos deben moverse coordinados en la innovación.
  • Racionalizar las operaciones administrativas: Su solución de red debe integrarse completamente, y de forma eficiente, con las plataformas administrativas claves del hotel, como los sistemas contables o de gestión de la propiedad, para poder simplificar y maximizar el soporte administrativo. Además de la integración eficiente con las aplicaciones verticales existentes, debe ser capaz de ampliar o de personalizar de forma sencilla, su telefonía y capacidades de comunicaciones unificadas a medida que vaya viendo también que sirve para mejorar sus distintos sistemas de administración.
  • Ofrecer sencillez y fiabilidad: Al final, necesita contar con un sistema de implementación impecable que rápidamente pueda crear valor para su organización. Esto exige una solución que sea fácil de implementar y gestionar, lo que al mismo tiempo quiere decir que la solución ha de ser lo suficientemente fiable, segura y ágil para soportar lo que pueda hallarse en el horizonte.

El número de oportunidades que los responsables del negocio hotelero tienen para transformar la experiencia del huésped, no parece tener límite. Lo que sí parece claro es que muchos de los avances van a ser posibles gracias a la próxima generación de redes inalámbricas.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor