¿Por qué la inteligencia artificial será clave en 2017?

Negocios

Muchos trabajos peligrarán en los próximos años a causa de la inteligencia artificial, mientras otros se verán enriquecidos por la misma tecnología. Analizamos qué le espera al mundo con la inteligencia artificial.

Todas las predicciones sobre las tecnologías del año 2017 que no deben perderse de vista apuntan a la inteligencia artificial como un asunto que marcará el devenir de varias industrias, entre ellas las ventas minoristas, como vamos a ir viendo. Un dato destacado: de acuerdo con un informe reciente de International Data Corporation (IDC), en 2019 el 40% de las iniciativas de transformación digital y el 100%de las iniciativas de Internet de las Cosas (IoT) se apoyarán en tecnología de inteligencia artificial y computación cognitiva. Además, Forrester Research prevé que la inversión en Inteligencia Artificial crecerá un 300% el próximo año.

inteligencia artificialDurante las próximas líneas, ChannelBiz analizará, de la mano de expertos en TIC, las oportunidades de la inteligencia artificial para el canal, teniendo en cuenta sus posibles usos, además de las consecuencias negativas que podría tener. Recuerdan los expertos de Nuance Communications que “la aparición de este tipo de tecnología, orientada a potenciar el servicio al usuario, ha generado mucha controversia entre los ciudadanos” y es que se cree que en un corto periodo de tiempo los robots podrán llevar a cabo trabajos que ahora están desarrollando personas, mientras que Nuance insiste en que “los asistentes virtuales trabajan mano a mano con las personas, asumiendo una serie de funciones que liberan a los humanos de sus tareas y les permite proporcionar mejores servicios”.

Empleos que peligran

Tan sólo el 1% de los empleos que existían hace algo más de un siglo han pervivido tal cual, según expertos. Ahora que la sociedad, de la mano de la tecnología, vive cambios tan rápidos, se espera que la variación del merado laboral sea mucho más exagerada. Por ejemplo, la universidad de Oxford considera que el 47% de los empleos están en ‘alto riesgo’ de ser automatizados en los próximos 10 o 20 años.

Hace tan solo unos días, el astrofísico Stephen Hawking publicaba un artículo en el diario británico The Guardian explicando que le tiene cierto respeto a la inteligencia artificial por las consecuencias que pueda acarrear; y es que cree que estas novedades tecnológicas pueden llegar a acabar con la clase media. Entre otros asuntos, explicaba el científico que “la automatización de las fábricas ya ha arrasado trabajos en la manufactura tradicional, y la proliferación de la inteligencia artificial posiblemente extienda esta destrucción de trabajo a las clases medias, donde sólo sobrevivirán los roles creativos y de supervisión”.

Esto a su vez “acelerará la desigualdad económica, la cuál llegará a todo el mundo. El Internet y las plataformas permiten que grupos muy pequeños de individuos puedan hacer muchas cosas empleando a muy poca gente”, recordó Hawkings, quien agregó que esto es el progreso, pero también será socialmente destructivo.  

Los diversos estudios al respecto plantean que podrán sobrevivir los trabajos en los que se encuentran profesionales más capacitados y de mayor valor añadido, y para profesionales ligados a los servicios, como el cuidado de niños, ancianos o enfermos, aunque en muchas ocasiones sí pueden precisar de máquinas por poder almacenar mayor cantidad de información. 

En las siguientes líneas veremos las utilidades que ya se le ha sacado a la inteligencia artificial, viendo a qué puestos de trabajo influirán. 

Experiencia del usuario

Recuerdan desde Nuance Communications que el servicio al usuario es uno de los segmentos de crecimiento más importantes de la inteligencia artificial. De este modo, por ejemplo, encontramos asistentes que permiten “a los usuarios verificar automáticamente su identidad diciendo una frase de voz simple o simplemente haciéndose un selfie”. 

Desde Think and Sell advierten que “los chatbots van a convertirse en el medio dominante de interacción cliente-marca. Los asistentes Siri (Apple), Cortana (Microsoft), Assistant (Google), Alexa (Amazon) y Messenger  Platform (Facebook) son el prólogo al cambio de paradigma que nos espera”. Y añaden que “incorporar asistentes digitales en dispositivos, electrodomésticos y vehículos  garantiza a las marcas que lo hagan un gran alcance, puesto que la mayoría de usuarios no van a molestarse en descargar otro asistente, teniendo uno integrado de serie en el producto”.

Estos asistentes están diseñados para responder en lenguaje natural, anticiparse a lo que el usuario tenga más probabilidades de necesitar, o asumir tareas básicas. Una limitación que encuentran los humanos frente a esta nueva competencia es que no estamos diseñados “para procesar grandes volúmenes de información” como sí hacen los chatbots. 

Seguridad en la nube

Symantec, por su parte, prevé que con el crecimiento que se espera del mercado llegarán nuevas y poderosas ideas que las empresas pueden aprovechar y que “esde el punto de vista de la seguridad, esta expansión impactará en las organizaciones de varias formas, incluyendo los endpoints y los mecanismos en la nube”. De este modo, aclara la empresa, “a medida que la inteligencia artificial y el ‘machine learning’ continúen entrando en el mercado, las empresas tendrán que invertir más en soluciones que tengan la capacidad de recolectar y analizar los datos de los innumerables endpoints y los sensores de ataque en diferentes organizaciones e industrias”.

Estas soluciones, opinan los especialistas de Symantec, “resultarán ser fundamentales para enseñar a las máquinas cómo operar en la línea de frente de una batalla global que cambia cada día, minuto a minuto”. 

Salud

Hace unos días, Samsung anunciaba una alianza con  Change Dyslexia para traer al mercado tablets juegos lingüísticos y de atención mediante inteligencia artificial para la detección temprana de riesgo de dislexia, “en tan sólo 15 minutos y con un 90% de precisión”, según las empresas. 

Uno de los servicios más avanzados para este sector es IBM Watson, que según datos oficiales, en un 30% de los casos esta herramienta “encontró opciones de tratamiento que los médicos habían pasado por alto. Muchos de estos diagnósticos alternativos se basaban en artículos de investigaciones que los médicos no habían leído o ensayos clínicos que no conocían”.

Asistentes personales

Robots comprados por Foxconn para ensamblar los nuevos modelos del iPhone.
Robots comprados por Foxconn para ensamblar los nuevos modelos del iPhone.

Un estudio realizado recientemente por Ericsson concluía que “un 35% de usuarios de internet avanzados quieren un consultor de inteligencia artificial en su trabajo, y uno de cada cuatro incluso la querría como jefe”. Sin embargo, casi la mitad cree que los robots harán que muchas personas pierdan su trabajo en poco tiempo.

También las tiendas minoristas verán también cambios. Hay un nuevo robot, Pepper, de la firma japonesa Softbank, que está siendo probado en distintos comercios con el objetivo de mejorar interacción con el potencial cliente.  

Conducción

La aplicación de transporte privado Uber y el gigante de Internet Google son dos de las empresas que cuentan con planes más avanzados en cuanto a coches autónomos. Los expertos advierten que millones de taxistas, conductores y camioneros podrían tener sus empleos en peligro. Por ejemplo, Uber está probando en Estados Unidos coches que podrían recorrer las ciudades sin ningún tipo de intervención humana, a través de sensores y opciones de mapeo y GPS para conocer las calles. 

Fábricas

La mayoría del trabajo típico en las fábricas, que destaca por ser muy automatizado, ya hace tiempo que se ha ido realizando por máquinas. Y la última novedad al respecto ha llegado de Foxconn, la empresa que fabrica dispositivos electrónicos de grandes marcas, que ya cuenta con una flota de robots para abaratar costes de personal. Así, como ya publicó ChannelBiz, el pasado mes de mayo la empresa integradora de hardware, que entre sus principales clientes tiene a  Apple y a Samsung, anunciaba que, gracias a la integración de robots en su sistema de trabajo podrá prescindir de 60.000 empleados que serían despedidos.

Según Foxconn, las personas serían empleadas para realizar tareas de mayor valor añadido en el proceso de fabricación, tales como investigación y desarrollo o control de procesos o controles de calidad, pero muchos estudios alertan sobre las consecuencias que la integración de robots como mano de obra traerá sobre los ciudadanos con poca formación y estudios, sobre todo en países como China, donde millones de personas han dejado el campo para trabajar en estos lugares como mano de obra.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor