Rackspace anuncia resultados en medio de una posible venta

Negocios
0 0 No hay comentarios

Rackspace ganó 523,6 millones de dólares en el segundo trimestre del año, ligeramente por encima de las previsiones de los analistas.

Sensación agridulce durante la presentación de resultados de Rackspace, sobre la que ayer mismo se anunciaba una posible adquisición. Y es que si bien la compañía generó más ingresos que los esperados por los analistas en el segundo trimestre del año, las previsiones para el próximo trimestre son algo inferiores, lo que llevó a una caída de sus acciones del 2,3%.

Durante el periodo, la experta en cloud ganó 523,6 millones de dólares, un 7% más que en el mismo trimestre del año pasado y por encima de los 521 millones que esperaban los analistas.  Respecto a los beneficios netos, fueron de 36 millones de dólares.

Taylor Rhodes, CEO de Rackspace, ha querido destacar en un comunicado que el negocio de servicios gestionados de la compañía está “escalando rápidamente” y que durante el segundo trimestre se ha demostrado un continuado crecimiento de los ingresos, junto con una mayor rentabilidad y mayor eficiencia de capital.

De cara al tercer trimestre Rackspace espera ingresos de entre 510 y 515 millones de dólares, en lugar de los 531 millones previstos por los analistas. En cuanto a los resultados anuales, las previsiones de la compañía, de ingresos de 2.060 y 2.080 millones de dólares, también son inferiores a los 2.110 millones que esperaba el mercado.

Compra Venta

Hace dos años que Rackspace anunció planes para el estudio de alternativas estratégicas, incluida la venta de la compañía, que incrementaran el valor para los accionistas.

Recientemente la compañía firmó un acuerdo para la venta de su negocio de Cloud Sites a Liquid Web, un proveedor global de servicios de hosting de aplicaciones y cloud. Se espera que la venta quede completada durante el tercer trimestre del año.

Y ayer mismo se anunciaba la posible venta de la compañía a un fondo inversor, Apollo Global Management, que entre otras cosas haría que la empresa volviera a ser privada y tuviera más libertad para invertir en sus servicios de soporte, según analistas.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor