3 prácticas esenciales para vender moda online

Retail
moda ecommerce
1 5 No hay comentarios

El uso de influencers de moda para la publicidad, las técnicas de moda rápida (si no lo compras hoy, puede que mañana no esté) y las platadformas donde los clientes puedan interacturar, son parte esencial del sector.

Según el nuevo libro blanco de iAdvize, los consumidores que compran moda online se comportan de igual manera en las tiendas digitales que en las físicas, y consultan la página de producto de 3 a 4 veces antes de su adquisición. Son datos importantes a conocer para la industria del ecommerce y del retail en general, si tenemos en cuenta que la moda es el sector que más volumen vende en el eCommerce, y el segundo en generar valor.

De acuerdo con el informe “El engagement (o compromiso) con el cliente online”, los retos a los que la industria de la moda tiene que hacer frente para optimizar sus ventas online se centran en estos asuntos: la omnicanalidad, el social selling, el Big Data, la ubicuidad, la estacionalidad y el comercio colaborativo. Además, es uno de los sectores con más dificultades en lo que respecta a innovación, móvil e influencers.

Recuerda el estudio que, las formas de hacer publicidad cuando hablamos de moda online, sobre todo entre los más jóvenes, ha cambiado. Y no hay que olvidarse de la existencia de  editoriales, vídeos y tutoriales y sobre todo del poder creciente que tienen actualmente los influencers online, como las It-girls, a las que las empresas pagan para que publiquen sus productos en Instagram, donde tienen miles de seguidores.

Otra buena estrategia es el “fast fashion”, es decir, renovar las colecciones lo más rápidamente posible y crear en el consumidor una necesidad inmediata, ya que si no compra un producto hoy es posible que no esté disponible al día siguiente. La moda rápida, dice el estudio, “impulsada por Zara, se ha convertido además en una parte esencial de la experiencia del cliente en la industria de la moda, completamente integrada en el comportamiento de compra de los consumidores”. Este aspecto implica diferentes retos para las marcas: agilidad en logística, rapidez en la interacción con los clientes, generación de tráfico, etc.

Por último, implantar una plataforma de chat en la que los apasionados de una marca puedan charlar entre ellos, recomendarse artículos y despejar dudas es una forma innovadora y disruptiva de relación con el cliente online en el sector de la moda. Las empresas que ya han probado este tipo de solución han visto como el volumen de ventas y la satisfacción de sus clientes ha aumentado significativamente.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor