¿Está Microsoft consiguiendo su objetivo en el mercado?

Estrategia de Canal
Microsoft logo
0 1 No hay comentarios

De Windows a la movilidad y de los móviles al cloiud, pasando por otros tantos mercados. En algunos, Microsoft ha fracasado y en otros triunfado. ¿Qué retos le esperan a la gigante de Redmond?

Como muchas otras empresas del mercado, como por ejemplo Dell o IBM, Microsoft lleva tiempo trabajando para ser una empresa de soluciones y servicios y poder así reducir su dependencia del mercado de los ordenadores que no para de caer. Dell vendía hardware, mientras la de Redmond era la gran líder del sistema operativo que llega instalado en los PC, gracias al éxito de su Windows.

Con la llegada de los smartphones, Microsoft trató de repetir el mismo éxito con su Windows, pero el iOS de Apple y el Android de Google consiguieron arrasar en el mercado y la firma de Redmond quedó con muy poca cuota de un mercado muy suculento.

Ahí vino una de las decisiones de las que más se ha hablado: la millonaria compra de Nokia, el gigante finalndés de telefonía, que tampoco estaba consiguiendo en el mercado smartphone esa gran cuota de mercado que había obtenido con los terminales más básicos. Pero la operación, como recordaremos más adelante, no salió bien y Microsoft está cerrando sus actividades en este sector.

Los resultados de su último año fiscal recientemente presentados apuntan a que sí que hay una de las estrategias de la firma que están funcionando: su apuesta por el mercado cloud, soluciones que le ayudaron a mejorar sus resultados y es que ya es el segundo del mercado global, tras Amazon, el gran líder, aunque con una gran diferencia.

Todos los negocios donde está la de Redmond

Desde los tiempos de Bill Gates, tendencia que continuó Steve Ballmer, el objetivo de Microsoft parecía ser competir contra todos los productos exitosos en el campo tecnológico: navegadores web (Internet Explorer), lenguajes de programación (.NET), reproductores MP3 (Zune que tuvo muy poco éxito), videoconsolas (Xbox que continúa siendo una apuesta importante), motores de búsqueda (Bing que no cuajó contra el monopolio de Google),correo electrónico gratuito (Hotmail/Outlook.com que en un principio eran muy populares y fueron perdiendo usuarios) o videollamadas y mensajería instantánea (con Skype que sigue acumulando usuarios y almacenando grandes dosis de información).

Xbox logoAdemás, de los ya mencionados smartphones que están en declive constante, sus tabletas Surface que sí consiguieron llegar al mercado con buena acogida, aunque han perdido aceptación, como el sector tablet en general, y el Cloud Computing que ayudó a los resultados del último año fiscal de la empresa. También cuenta con servicios de almacenamiento en la nube, dentro de su Skydrive, menos popular que marcas de la competencia como Dropbox, Box o Google Drive.

Ya el nombramiento de Satya Nadella, como sucesor de Ballmer a comienzos de 2014 vaticinó lo que estaba por llegar. Nadella era, hasta ese momento,  responsable de Cloud and Enterprise Group de Microsoft. Como publicaba ChannelBiz en ese momento, la firma destacaba que el directivo había conseguido liderar el equipo responsable de la plataforma Cloud OS que se ha utilizado para llevar todos los servicios de Microsoft a la nube, como Office 365, Bing, SkyDrive, Xbox Live, Skype y Dynamics.

Adiós Finlandia

En 2011 comenzaron los rumores de que Microsoft podría estar detrás de Nokia para hacerse con sus activos en el mercado móvil.  Y en septiembre de 2013 anunciaba la compra del negocio Devices & Services de Nokia, que era el dedicado al desarrollo de teléfonos móviles y smartphones por unos 7.500 millones de dólares. La compañía finlandesa ya estaba fabricando dispositivos basados en Windows Phone antes del acuerdo millonario.

Windows Phone StoreSin embargo, los planes no han salido rentables y, recientemente, ha anunciado el cierre de sus plantas situadas en Finlandia y así su salida del intento de ser un fabricante de smartphones.

Hace justo un año que Microsoft confirmaba el cierre de su planta de fabricación perteneciente a la división móvil Nokia Oyj, en Finlandia, en la ciudad de Salo,  puesto que las actividad en este mercado no estaban dando el resultado esperado. Este cierre llevó al despido de 2.300 personas en el país nórdico y formó parte de un plan de despidos,anunciados en julio de 3025, de recortar 7.800 puestos de trabajo a nivel mundial, de los cuales, la mayor parte serán en posiciones del negocio de hardware de teléfono que la de Redmond compró a Nokia.

El anuncio llegó después de una pérdida operativa de sus resultados a causa, precisamente, de la mala marcha de su negocio móvil y de que Stephen Elop, ex CEO de la firma fabricante europea tuviese que dejar la compañía de Redmond en un proceso de reestructuración basado en la fusión de diferentes divisiones, que hizo a la empresa prescindir de algunos de sus directivos. 

¡Hola, nube!

Hace unos años, se descubrió que los negocios con mayor futuro tenían su base en el cloud computing o la computación en la nube, ese ente donde se pueden guardar los miles de millones de datos de los usuarios para conocer mejor al mercado y ese liugar donde almacenar la información empresarial y personal de una forma más segura que cuando lo hacemos en nuestros equipos.

AzureLa oferta estrella de Microsoft a este mercado es Azure, servicio anunciado en el Professional Developers Conference de Microsoft (PDC) del 2008 en su versión beta, y que pasó a ser un producto comercial el 1 de enero de 2010. Windows Azure es una plataforma general que tiene diferentes servicios para aplicaciones, desde servicios que alojan aplicaciones en alguno de los centros de procesamiento de datos de Microsoft para que se ejecute sobre su infraestructura  hasta servicios de comunicación segura entre aplicaciones.

En octubre de 2012, en el encuentro Fórum anual para Grandes Organizaciones de Microsoft , los portavoces de la firma con sede en Redmond centraron sus contenidos alrededor de cuatro ejes fundamentales: Movilidad, Big Data, Social Enterprise y Cloud Computing. En los siguientes grandes eventos con partners, la firma no ha dejado de hacer hincapié en la necesidad de que sus socios migren a la nube y ayuden a sus clientes a hacer lo mismo, con las soluciones de Azure.

Mientras Windows había sido tradicionalmente el centro del negocio de Microsoft, el último año fiscal de la firma, que acaba de concluir cambió la dinámica hacia el cloud. A comienzos de año, publicaba  ChannelBiz que comenzaba a notarse que el objetivo de Microsoft de tomar relevancia en los mercados más crecientes, como es el de la nube, estaba tomando forma. Mientras que las ventas de Windows y los servicios de Office solían ser una parte central de su negocio, en el último trimestre de 2015, que coincide con el segundo trimestre fiscal de la firma, fueron las soluciones en la nube y las tabletas Surface las encargadas de dar buenos beneficios. Hace unos días, con los resultados anuales, se veía una consolidación de los resultados en la nube, donde Azure ha quedado la segunda del suculento mercado tras Amazon, líder indiscutible.

Retos

Gracias a los dispositivos 2 en 1, Microsoft ha conseguido echar algo de freno a su Windows, afectado por la pérdida de compradores de ordenadores y de tabletas. El pasado mes de marzo,  de acuerdo con el último estudio realizado y publicado por IDC, los consumidores están mostrando un creciente gusto por los dispositivos 2 en 1, basados en Windows 10, mientras que van perdiendo interés por las tabletas al estilo del iPad de Apple. Esto supone una buena noticia para Microsoft, que parecía haber perdido su oportunidad en el mercado de la movilidad pero que supone encaminar el negocio con su Surface Pro 4.

Así, como publicó ChannelBiz,  mientras que en 2015, solo el 8% de las tabletas vendidas fueron dispositivos 2 en 1, para el año 2020 podrían llegar a suponer el 30% ciento de todas las tabletas que se compren. IDC también predice dos tendencias para la industria de las tabletas: una mayor demanda de dispositivos con tamaños de pantalla de 9 pulgadas o más, y una preferencia por los dispositivos basados ​​en el Windows de Microsoft.

A pesar de esto, los responsables de Microsoft ya han dicho que no podrán cumplir su meta prevista con Windows 10, que esperaba que  llegara a los 1.000 millones de dispositivos para mediados del próximo año 2017.  En la actualidad el Windows 10 está presente en 350 millones de terminales, por lo los responsables de la empresa que no cree que puedan conseguir el objetivo en un plazo tan corto de tiempo, sobre todo a causa de la poca aceptación entre usuarios de smartphones.

Por su parte, aunque la nube ha mejorado resultados, como hemos visto, esto ha sido, en parte, a causa de la reducción de los márgenes de ganancias que estos servicios aportan. Para hacer frente a las soluciones de Amazon Web Services y de Google en los mercados de almacenamiento y computación, se han ido rebajando los precios de los productos. Y así, las grandes compañías del sector se han enzarzado en una ‘guerra de precios’ desde el año 2013, que reduce las ganancias.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor