Siete factores que las medianas empresas deben tener en cuenta a la hora de utilizar el vídeo como servicio

Negocios
0 8 No hay comentarios

José Paz, director general para España y Portugal de Avaya, dedica este artículo a las opciones que ofrece VaaS, o Vídeo-as-a-Service.

Con cada vez mayor frecuencia, las empresas medianas se inclinan por implementar soluciones en la nube que, además con un coste razonable, se adaptan mejor a las necesidades de sus negocios. Esta tendencia, que ya anticipábamos en 2014, se ha consolidado plenamente hasta convertirse en una realidad del mercado. A los responsables de las empresas ya no les convencen las soluciones que son una versión reducida de los sistemas más grandes. En cambio, buscan soluciones diseñadas para satisfacer sus necesidades empresariales específicas, y quieren contar con un personal de TI capaz de administrarlas. Cada vez más, la excelencia en el soporte supone suministrar la información adecuada a un ritmo y en un volumen adecuado, además de disponer de las herramientas necesarias para poner en uso esa información.

Lo que en 2014 empezábamos a vislumbrar, lo han confirmado los expertos de Deloitte y Gartner. En el informe que realizó Deloitte en 2015 sobre medianas empresas, queda patente que en 2015 éstas han invertido más rápido que en años anteriores para impulsar la competitividad y la productividad.

Para mantener la ventaja competitiva y la productividad, muchos administradores de TI están recurriendo a la nube y a las variadas opciones que proporciona. Lo que estos administradores de TI se están encontrando es que existe toda una amplia gama de servicios en la nube, opciones de soporte e incluso de tipos de nubes a su disposición.

En otro estudio reciente , éste sobre profesionales de medianas empresas, administradores de TI y directivos, se señalaba que casi nueve de cada diez entrevistados consideran que la nube es el modelo futuro de las TI para las medianas empresas. Otros resultados mostraron que:

  • Las tres preocupaciones principales para la implementación de una solución en la nube son: la seguridad (el 55 %), el cumplimiento normativo (el 38,5 %) y la privacidad (el 37 %). Uno de cada tres de encuestados mostraron una gran preocupación por el rendimiento y la fiabilidad.
  • Algo más de la mitad de los encuestados consideran que su equipo interno de TI puede implementar una estrategia en la nube sin necesitar ayuda adicional.
  • Las principales ventajas de la nube son la eliminación del riesgo y la continuidad del negocio (el 72 %), seguido de la flexibilidad (el 70 %), la escalabilidad (el 70 %), un menor coste total de propiedad (el 57 %) y unos menores gastos de funcionamiento (el 52 %).

¿Y cuál es el principal criterio para elegir un determinado socio para la nube? Los entrevistados parece tenerlo claro: el precio. Sin embargo, centrarse en el precio es una visión muy miope. Es necesario también tener en cuenta los costes ocultos de gestionar una relación cloud, la profundidad o la ausencia de soporte, la habilidad de actualizar servicios y equipos, y la escalabilidad y la agilidad.

Optar por los servicios en la nube basándose en el precio es como comprar una furgoneta barata sin haberla revisado minuciosamente antes ni haber tenido en cuenta nuestras necesidades a largo plazo de transporte. De la misma forma que un transporte barato nos puede llevar a cualquier lugar cercano, el coste de frecuentes reparaciones y una falta de potencia pueden suponer que nuestra historia con él sea corta y llena de problemas.

Es muy importante hacer una evaluación integral del posible proveedor en la nube teniendo en cuenta nuestras necesidades a corto y largo plazo, su capacidad para facilitar la agilidad empresarial y su escalabilidad. Contar con el proveedor adecuado nos permitirá satisfacer las necesidades actuales y de futuro de nuestra empresa.

Contar con el proveedor cloud adecuado puede suponer una garantía para el éxito de la implementación de las comunicaciones unificadas en la empresa, incluyendo la creciente demanda de vídeo. Al incorporar el vídeo en el espacio de trabajo se promueve la colaboración en el equipo, se da soporte a los clientes que necesitan ayuda y se aporta un mayor valor a las relaciones con todas las posibles partes involucradas. Si nuestra empresa cuenta con el proveedor cloud adecuado, será posible habilitar un Contact Center que ofrezca soporte omnicanal a los clientes que buscan ayuda por chat, correo electrónico, teléfono o vídeo.

El vídeo es uno de los elementos más accesibles para la mediana empresa en la nube. Las medianas empresas están volcándose en el vídeo como servicio (Video as a Service, VaaS) para facilitar la colaboración entre empleados y los servicios de cara al cliente sin que los participantes tengan que preocuparse por redes y tecnologías.

VaaS es una fantástica alternativa para aquellas empresas que desean disponer de una completa capacidad de vídeo corporativo sin necesidad de invertir en infraestructura, ni tener los conocimientos ni recursos permanentes para mantener y actualizar funcionalidades con el transcurso del tiempo.

Una experiencia VaaS de alta calidad puede ahorrar a los clientes tiempo y dinero, impulsar su adopción por parte del usuario y facilitar el retorno de la inversión. El vídeo puede reunir a clientes, proveedores y terceros en una comunidad empresarial de vídeo segura.  Sin embargo, hay muchos elementos que se deben considerar cuidadosamente antes de hacer la elección adecuada del asociado correcto.

Según el estudio reciente de Gartner, en el que quedó patente que el vídeo está ganando aceptación en el mercado, hay tres factores importantes a la hora de considerar la selección de un proveedor de VaaS para el mercado:

  • Excelente servicio de atención al cliente y soporte
  • Simplificación del mantenimiento y la gestión de la solución de servicio
  • Coste total de propiedad transparente y competitivo

Pero también hay otros elementos que es bueno tener en cuenta a la hora de elegir un proveedor cloud:

  • Fiabilidad y sencillez a la hora del Plug-and-play. La solución cloud debe impulsar la adopción, tanto en la oficina como en remoto, de las capacidades necesarias para maximizar la productividad y la satisfacción de los empleados.
  • Gran accesibilidad e interoperabilidad. La solución en la nube debe poder admitir cualquier protocolo, sistema de videoconferencia, equipo de sobremesa o dispositivo móvil desde cualquier lugar.
  • Precios del servicio. El modelo de pago por servicio reduce el riesgo de incurrir en importantes costes iniciales y proporciona un coste fácil de determinar a medida que crece el negocio.
  • Conocimientos sobre seguridad. Un socio cloud debe demostrar conocimientos sobre problemas de seguridad relacionados con las comunicaciones unificadas (voz, vídeo, etc.) y disponer de procedimientos para enfrentarse a problemas actuales de seguridad y saber actuar proactivamente ante nuevos problemas e imprevistos. Las principales preocupaciones pueden ser la reducción de fraudes en tarifas telefónicas, el secuestro de llamadas/sesiones, la denegación de servicio, la posibilidad de realizar conexiones remotas sin necesidad de contar con VPN, etc.

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor