Se debe prestar más atención a la seguridad de los datos de pagos

Negocios
2 7 No hay comentarios

Un 55% de las empresas reconoce no saber dónde se almacena o localizan los datos de los pagos, según un estudio elaborado por Gemalto.

Ya no sólo utilizamos las tarjetas bancarias para pagar, mucho menos el dinero en efectivo. Los pagos a través de dispositivos móviles y otras formas de pagos se duplicarán en los próximos dos años y según un estudio elaborado por Ponemon Institute a petición de Gemalto, las empresas tienen un gran trabajo por delante para mejorar la seguridad de los datos de pagos.

El estudio recoge que más de la mitad de los encuestados, concretamente un 54%, dicen que sus compañías tuvieron una brecha de seguridad que afectó a los datos de pagos. Y lo que es peor, la brecha se produjo una media de cuatro veces en los últimos dos años.

El estudio también pone de manifiesto que la seguridad relacionada con los datos de pagos no está centralizada, ya que según un 28% la responsabilidad es del CIO, mientras que un 19% dice es que es del departamento encargado de las políticas de cumplimiento, y un 15% cree que recae en el CISO. Sólo un 31% cree que su compañía está dedicando recursos suficientes para proteger adecuadamente los datos relacionados con los pagos realizados.

Miedo da saber que un 59% de empresas permiten a terceros acceder a los datos de pago, y que de esa cantidad, sólo un 34% utilicen doble factor de autenticación para asegurar el acceso.

Menos de la mitad de las empresas, un 44% utilizan cifrado para proteger la información desde el punto de venta o cuando es almacenada i/o enviada a una institución financiera.

El cumplimiento PCI DSS tampoco es seguido por todas las empresas sino sólo por el 74%, y sólo parcialmente.

En el estudio también se explica que la aceptación de nuevos métodos de pago, como a través de móviles, contactless, o los eWallets, se duplicarán en los próximos dos años. De forma que mientras que actualmente los pagos móviles representan un 9% del total, en dos años el porcentaje llegará al 18%, lo que debería inducir a las compañías a prestar más atención a la seguridad. De hecho, un 72% de los encuestados creen que los nuevos métodos de pagos están incrementando los riesgos de los datos de pagos, mientras que un 54% no están seguros de que los actuales protocolos de seguridad sean capaces de soportar estas nuevas plataformas.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor