Qualcomm, acusado en Europa de prácticas anticompetitivas

Negocios
0 0 No hay comentarios

La Comisión Europea ha descubierto que Qualcomm pudo haber pagado a un gran fabricante de smartphones para que le diera prioridad a sus chips.

Las autoridades antimonopolio de la Unión Europea han presentado una acusación contra Qualcomm por usar su posición como grandes vendedores del mercado para obstaculizar a las empresas de la competencia.

QualcommLa Comisión informó que Qualcomm podría haber estado pagando, de forma ilegal, a un cliente importante para que usara de forma exclusiva sus chipsets o vendido estos por debajo de su coste con el objetivo de dejar a sus competidores fuera del mercado, lo que violaría las normas antimonopolio de la Unión Europea.

Margrethe Vestager, comisaria europea encargada de la política de competencia, ha explicado que la autoridades temen que Qualcomm haya podido impedir a sus competidores crecer en el mercado por sus acciones ilegales. “Tenemos que asegurarnos de que los consumidores europeos siguen beneficiándose de la competencia y la innovación en un área que se encuentra en el corazón de la economía actual “.

Dice el informe de la Comisión Europea que “los consumidores acceden cada vez más la Internet a través de dispositivos móviles,  por lo tanto, es importante que haya una competencia efectiva para el suministro de uno de los componentes clave de este tipo de dispositivos”, como son los chips.

La Comisión explica en su opinión preliminar sobre las investigaciones independientes, que la empresa ha abusado de su posición dominante en los mercados de todo el mundo para 3G (UMTS) y conjuntos de chips 4G (LTE) de banda base,lo que violaría las normas antimonopolio de la UE , en particular el artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Qualcomm es el mayor proveedor del mundo de chips de banda base. Bajo las reglas antimonopolio de la UE, las empresas dominantes tienen la responsabilidad de no abusar de su posición en el mercado de gran alcance mediante la restricción de la competencia.

Sin embargo, las autoridades europeas descubrieron que el primer pliego de cargos destaca que desde 2011, Qualcomm ha pagado cantidades significativas de dinero a un importante fabricante de smartphone y tablet con la condición de que utilice exclusivamente sus chips, lo que, de acuerdo con la Comisión “ha perjudicado a la competencia y la innovación en los mercados de UMTS y los chipsets de banda base LTE”.

El segundo pliego de cargos considera preliminar que entre 2009 y 2011 Qualcomm vendió ciertos conjuntos de chips de banda base a precios inferiores a los costos, con la intención de obstaculizar la competencia en el mercado.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor