Consejos para proteger un router, según Kaspersky Lab

Negocios
1 19 No hay comentarios

Cambiar la contraseña que llega por defecto, cambiar el DNS del proveedor o los puertos predeterminados, ayudan a proteger los routers y módems del hogar.

Los módems y routers son un objetivo principal de los ciberdelincuentes y es que, como explican desde Kaspersky, permite al hacker acceder a contraseñas, cuentas bancarias y números de tarjetas de crédito. Fabio Assolini, analista senior de seguridad la mencionada empresa, añade que “pueden incluso desviar a los usuarios y conectarlos a un servidor malicioso aunque el ordenador esté protegido con un buen antimalware”.

RouterPor ello, los expertos han querido dar diversos consejos que ayudarían  a la protección de los módems y los routers. Uno de los principales sería cambiar la contraseña que viene por defecto “para evitar que un ataque web acceda al panel de control y cambie los ajustes” y, tras ello, el usuario debe establecer contraseña y cifrado fuerte en el dispositivo, evitando el uso de palabras, fechas o nombres que aparecen en el diccionario. Dice el analista que “para crear una contraseña lo mejor es combinar números, letras y símbolos, con al menos ocho caracteres”.

Otro consejo importante es elegir la red Wi-Fi de cifrado correcta. La norma más segura actualmente es WPA2-PSK. Es mejor evitar WPA o WEP, que son los viejos patrones y se pueden vulnerar fácilmente. Admeás, nunca escribir esta contraseña en una página web.

Otro consejo es cambiar los DNS del proveedor de servicios de Internet, ya que dan facilidad a los delincuentes de secuestrar los servidores y utilizarlos por un período de tiempo para dirigir a los usuarios a sitios web falsos de bancos o instalar malware.

También deberían cambiarse los puertos predeterminados y es que los módems y routers suelen instalarse en puertos estándar, los más comunes son 192.168.0.1; 192.168.1.1 o 192.168.1.100. Otro consejo es actualizar el firmware del router o módem, de forma correcta, “porque una actualización errónea puede detener el equipo. Si no estás seguro de cómo hacerlo, es mejor que pidas ayuda a tu proveedor de servicios de Internet o un técnico de confianza”, dicen desde Kaspersky Lab.

También se debe apagar los servicios innecesarios, no perder de vista webs HTTPS, utilizar un buen programa antimalware y, sobre todo, si durante la navegación un usuario comprueba que existe un comportamiento anómalo, como que aparezcan enlaces a páginas falsas, lo mejor es pedirle al proveedor que realice un cambio de equipo.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor