Crecen las ciber-extorsiones en los últimos tres meses

Negocios
1 3 No hay comentarios

Desde mediados de septiembre un 10% de clientes de Corero han sido amenazados con ataques de DDoS a cambio de un pago.

Todo se digitaliza, hasta el chantaje. Mucho se habla del Ransomware, una técnica cada vez más utilizada por los ciberdelincuentes que consiste en secuestrar el equipo o la información de la víctima a cambio del pago de un rescate.

A partir de ahí sólo es cuestión de tiempo e imaginación el que este tipo de prácticas se extiendan añadiendo nuevos componentes. Y de lo que ahora nos advierte Corero es que las peticiones de rescate bajo la amenaza de recibir un ataque de DDoS, o de Denegación de Servicio Distribuido, están aumentando.

Los datos proceden del Centro de Operaciones de Seguridad de Corero Network Security, que ha estudiado las ciber-extorsiones dirigidas contra Proveedores de Servicios de Alojamiento Web. La primera conclusión es que éstas se han incrementado en los tres últimos meses.

Desde el pasado mes de septiembre la compañía, experta en proteger contra ataques DDoS, ha estado observando el tráfico de ataque dirigido contra sus clientes para determinar que el 10% han sido víctimas de extorsión, o Ransom. Aseguran desde Corero que la amenaza consistía en “lanzar un ataque DDoS destinado a interrumpir sus servicios y tumbar sus sitios web, a estas víctimas se les exigía un pago a realizar en Bitcoin”.

Dos son los mensajes de Corero lanzados a través de su CTO, David Larson. Por una parte recuerda el directivo que el daño asociado con ataques DDoS exitosos puede ser exponencial; “Cuando los proveedores de servicio carecen de mecanismos de protección adecuados para derrotar estos ataques en tiempo real, los costes asociados a las interrupciones de servicio son muy variados y el impacto sobre sus clientes devastador, asegura Larson.

También recuerda el CTO de Corero, que no debe “alimentarse esta epidemia por medio del pago de rescates”, ya que las organizaciones correctamente preparadas “están protegidas y son capaces de capear la tormenta”.

 


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor