“AMD tiene ahora enormes oportunidades en múltiples niveles”

Negocios
0 7 No hay comentarios

AMD sigue avanzando a golpe de innovación, de rendimiento, fiabilidad y oportunidades, como nos cuenta John Hampton, Director Commercial Client Products de la compañía.

“AMD ya no es sólo una empresa de consumo”. Lo decía John Hampton, Director Commercial Client Products de AMD, durante un breve encuentro mantenido en el Canalys Channels Forum, un evento de carácter internacional en el que AMD buscaba estrechar lazos con sus partners y dejar claro que le queda mucha guerra que dar, a pesar de los recientes anuncios de despidos o previsiones a la baja.

Nos contaba Hampton que hace dos o tres años “tuvimos que tomar una serie de decisiones sobre nuestro roadmap y las inversiones que teníamos que hacer”, y el resultado ha sido, en su aspecto más básico, acercar AMD a la empresa, un segmento de mercado que el directivo de AMD asegura que “es más estable”.

“Buscábamos productos que fueran más productivos, más seguros, más eficientes, y por eso invertimos en silicio, pero también invertimos en soluciones que rodearan ese silicio”, explica Hampton. La compañía, que durante los últimos años ha visto como su cuota de mercado se reducía, duplicó sus diseños comerciales entre 2013 y 2014, diseños que ahora llegan en productos de HP y Lenovo, diseños que buscan un hueco en el mercado empresarial, no sólo en la pyme, sino en la gran cuenta.

Tener tanta oferta ha conseguido aumentar los clientes para el mercado más avanzado, el empresarial, más estable, que sigue apostando por el PC y que busca más rendimiento y más capacidad. “Estamos viendo un incremento de la computación gráfica, y el mercado está viniendo hacia nosotros porque tenemos los mejores gráficos”, dice John Hampton, que pone como ejemplo la mejor experiencia que ofrece la combinación de Skype for Business con procesadores AMD en un momento en el que la videoconferencia está creciendo.

Inversiones estratégicas

“Queremos ofrecer 25 veces más eficiencia energética para el año 2020”, una aspiración en la que AMD está muy comprometida y que permite que los productos basados en AMD que llegan al mercado ofrezcan hasta nueve horas de autonomía. “Hemos incrementado el rendimiento, la productividad, los gráficos, y eso mientras seguimos incrementando la eficiencia energética. Este es un mensaje fantástico del que nos sentimos muy orgullosos”, continúa diciendo el directivo de AMD.

Otra área de inversión es la Seguridad. La primera muestra son los AMD Secure Processor. La propuesta de fabricante de chips ha sido incorporar un ARM Cortex-A5 de 32-bit en su propio procesador, son su propia memoria ROM y SRAM y que al mismo tiempo puede acceder a la memoria y recursos del sistema. De forma que la propuesta es incorporar un sistema de seguridad dentro del propio chip. La tecnología no es otra que ARM TrustZone, en la que se lleva trabajando desde hace ya un par de años, y que crea un entorno seguro dividiendo la CPU en dos mundos virtuales; las tareas sensibles se ejecutan en el mundo seguro creado por el AMD Secure Processor, mientras que el resto se ejecutan en un entorno normal.

AMD Secure Processor SoC

“Es seguridad a nivel de hardware y en el futuro seremos capaces de añadir más seguridad porque es una inversión en la que estamos muy comprometidos”, especifica Hampton, añadiendo que este tipo de propuestas demuestran que ya “no somos una compañía de consumo”. Se apresura a aclarar que no abandonan este segmento de mercado, pero que se enfocarán cada vez más en el mercado empresarial.

Rendimiento, fiabilidad y oportunidad

Estos tres elementos: rendimiento, fiabilidad y oportunidad, “es la proposición de valor que nosotros ofrecemos”, explica también el directivo de AMD.

El rendimiento llega con la combinación de las inversiones en seguridad, eficiencia energética o gráficos, y el resultado es AMD Pro A12, el procesador de AMD más rápido hasta la fecha, con doce núcleos –cuatro CPU y 8 núcleos gráficos, y una frecuencia de 3,4GHz, “la mayor de su clase”. Se lanza además con gráficos Radeon R7 y capacidades como High-Efficiency Video Compression (HEVC), que mejora la gestión de contenido en alta definición.

El rendimiento está ahí, en una gran potencia, y la fiabilidad en la garantía extendida de 36 meses que AMD ofrece a sus partners OEM, que según apunta Hampton “es lo que los clientes esperan en un entorno empresarial”.

HP EliteBook 700 Series
HP EliteBook 700 Series

Y como había avisado al inicio de nuestro encuentro, AMD no se detiene en el silicio, porque acompañando a AMD Pro A12 puede escogerse AMD Pro Control Center, un software para compañías pequeñas, que no tiene un departamento de TI propio, y que les facilita la tarea de configurar y mantener los sistemas. Con AMD Pro Control Center se pueden, por ejemplo, gestionar la seguridad de los puertos USB e impedir la salida no autorizada de datos en la empresa, nos cuenta John Hampton.

Además, AMD, socio desde hace años de Microsoft, ha demostrado su apuesta por Windows 10 y su Enterprise Data Protection and Device Guard, así como la tecnología de autenticación biométrica que incorpora el sistema operativo de Microsoft.

Y como nos decía que la relación con Microsoft se había estrechado en los últimos tiempos, aprovechamos para preguntarle si veremos una Surface con AMD. “No actualmente, pero quizá con el tiempo….”, nos dice sonriendo, y añadiendo que la reciente noticia del lanzamiento de Surface Book demuestra “que hay futuro en el mercado de PCs”.

Y volviendo al tema que nos atañe, este resurgir de una empresa que avanza a golpe de innovación, nos dice Hampton que las nuevas características y capacidades de los AMD Pro permiten a las empresas acceder a tecnología punta que ya puede encontrarse en el nuevo HP EliteBook 700 Series, el HP EliteDesk 705 o el Lenovo M79 Tower.

Y ahí es donde entre la última parte de la ecuación, la oportunidad de obtener más valor. Y es que, como dice John Hampton, “AMD tiene ahora múltiples oportunidades en mútliples niveles”. Y están a tu alcance.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor