Dell compra de EMC por 67.000 millones de dólares

Negocios
0 0 No hay comentarios

El acuerdo de compra entre EMC y Dell, el mayor en la historia de las TI, abre un montón de interrogantes

Cuando la semana pasada The Wall Street Journal avanzaba unas posibles negociaciones entre Dell y EMC se plantearon dos posturas. Por un lado hubo quien aseguró que Dell, tras el desembolso que supuso su privatización, 25.000 millones de dólares, no contaba con los recursos suficientes como para plantear una adquisición; por otro, que EMC, el paraguas bajo el que la actúan EMC II, el negocio de almacenamiento; VMware, el de virtualización; RSA, el de seguridad, y Pivotal, el de analítia y Big Data, no iba a querer destruir esta federación.

Pero una cosa es querer y otra muy distinta poder y necesitar. Y al final, 67.000 millones de dólares han permitido lo que para muchos parecía casi imposible, que Dell se haya quedado con EMC en lo que es el mayor acuerdo tecnológico de la historia. Michael Dell, fundador de la compañía, ha explicado que la adquisición coloca a Dell en una fuerte posición en varias áreas estratégicas, incluida la transformación digital, los centros de datos definidos por software, las infraestructuras convergentes, el cloud híbrido, la seguridad y la movilidad.

Del lado de EMC, Joe Tucci describe el acuerdo como un gran éxito para la compañía y asegura que la “EMC y Dell demostrará ser una combinación ganadora para nuestros clientes, empleados, partners y accionistas”.

Valorada en 60.000 millones de dólares, Dell está posicionada como el segundo mayor vendedor de servidores con un fuerte negocio de seguridad, networking y almacenamiento.

La combinación de Dell y EMC creará la mayor compañía privada de tecnología, que será líder en áreas extremadamente atractivas del mercado de TI, “con portfolio de productos, equipos de ventas e inversiones estratégicas complementarias”, explican en un comunicado. La empresa resultante será privada, pero VMware seguirá siendo pública, según las compañías.

El acuerdo pone fin a la relación entre EMC y Elliot Management, un fondo buitre que compró el 2% de EMC y que había estado demandando la ruptura de la federación con el objetivo de aumentar el valor de la compañía, y el valor para los inversores. Y es que el precio de las acciones de EMC había caído casi un 15% el año pasado. EMC y Elliot Management mantenían una tregua que el fondo de inversión había ampliado hasta agosto con el fin de dar tiempo a Joe Tucci, CEO de EMC, a tomar una decisión que respondiera a sus demandas.

Enorme deuda y otras consideraciones

La compra de EMC asume a Dell, junto con Silver Lake Partners y MSD Partners, en una enorm deuda. Los planes pasan por reducirla en los próximo 18 a 24 meses gracias, en parte, a que las sinergias entre ambas compañías generarán enormes costes. Quien lo ha explicado es Egon Durban, socio de Silver Lake, apuntando a que también habrá despidos.

Lo que apuntan algunos analistas es que Dell también pudiera optar por desinvertir en algunas líneas de producto de EMC, consiguiendo efectivo para amortizar la deuda. En este caso, la participación en VMware, que llega al 82%, pudiera ser la más lucrativa.

Lo que sí es cierto es que para pagar 50.000 millones de dólares de deuda, Dell tendrá que abonar 2.500 millones anuales sólo en intereses.

Dell ha explicado que tiene intención de mantener su apuesta por VCE, una asociación creada entre EMC, VMware y Cisco para desarrollar infraestructuras convergentes. Sin embargo, hay quien opina que la compra pondrá fin a la participación de Cisco, lo que a su vez abriría la puerta a que esta última terminara comprando una empresa de almacenamiento.

Con respecto al negocio de seguridad, tanto EMC como Dell tienen grandes ofertas complementarias, ya que mientras que Dell se centra en el midmarket, RSA está más centrada en el mercado empresarial.

De cara al canal, un acuerdo de este tamaño tendrá su impacto. A primeros de este año EMC conseguía estrenar un programa de canal que integrara las diferentes compañías de la federación. Y parece que tendrán que volver a empezar. En un memo enviado por Meg Whitman, a sus empleados, y que ha publicado Business Insider, la CEO de HP dice que el acuerdo generará caos en el canal y que unir dos portfolios requerirá de una enorme capacidad de racionalización que llevará al fin de algunas líneas de negocio, creando confusión; “los clientes simplemente no saben si los productos que están comprando hoy de cada una de las compañías seguirán estando dentro de 18 meses”.

Dell, evolución en estado puro

Dell ha sufrido una fuerte evolución a lo largo de su historia. Ha pasado de ser un proveedor de ordenadores, para el mercado empresarial, y servidores, a ser una empresas de servicios con presencia global.

No ha sido un camino fácil y ha supuesto la compra de numerosas compañías. Las de Compellent y Equalogic le convirtieron en un experto en almacenamiento; la de SonicWall le adentró en el mundo de la seguridad.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor