Dell ofrece nuevas formas de pago al que quiera adoptar el cloud

Estrategia de Canal
dell
0 1 No hay comentarios

Los clientes de Dell que quieran adoptar sus soluciones en la nube podrán escoger cómo pagar estos servicios: tras la instalación o según vaya creciendo el negocio.

Dell ha anunciado que amplía su porfolio de soluciones cloud y pque roporcionará tres nuevas formas de pago, para que sus clientes puedan integrar la nube en sus negocios.Estas novedaes ponen mucho énfasis en la nube híbrida y privada, y en la gestión e integración de datos y los servicios asociados.

Dell_Cloud_partnersAsí, los clientes de Dell que quieran integrar las novedades en la nube podrán decidir si pagar según vaya creciendo su negocio,después del despliegue de los equipos o según el uso que hagan de esta.

Concretamente, la opción bautizada como ‘Pay As You Grow’ permite a los clientes desplegar todos sus equipos futuros desde el primer día con pagos que se incrementan a medida que el negocio crece.  En segundo lugar, ‘Provision and pay’ permite a los clientes hacer crecer sus entornos a lo largo del tiempo en ciclos sucesivos de planificación, despliegue y pago. Finalmente, Scale On Demand permite que se pague por las soluciones cloud que los clientes usen en cada momento con pagos basados en el uso real.

Como explica Jim Ganthuer, vicepresidente y director general para soluciones de ingeniería y cloud en Dell, “la mayoría de los clientes declaran que la nube híbrida es el estado final para controlar los costes de TI, ganar flexibilidad y agilidad y ofrecer nuevos servicios que satisfagan los requerimientos de sus empresas”.

Según explican los portavoces de Dell, “las expectativas de los clientes a la hora de valorar la inclusión de soluciones de nube pública en su estrategia TI incluyen una mayor rapidez y facilidad en el escalado, así como una baja inversión inicial”.

Otra conclusiones del último estudio realizado por la firma fabricante es que con la nube privada, los equipos de TI no solo pueden dar un mejor soporte a las aplicaciones existentes, sino también proporcionar la agilidad que el negocio necesita para innovar. Esto ayuda a reducir el “TI en la sombra”, más caro y con mayor riesgo potencial, que genera el uso no controlado de la nube pública.

Las inversiones en la nube privada permiten una mejor utilización de los activos, disminuyendo los costes de aprovisionamiento de equipos virtuales y, a su vez, de las aplicaciones. Estas mejores tasas de utilización evitan el incremento de costes y ayudan a las organizaciones a sacar mayor provecho de sus activos tangibles.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor