Intel pierde beneficios y se centra en los objetos conectados

Negocios
0 4 No hay comentarios

Aunque los resultados de la empresa presentan pérdidas, van acorde con las previsiones e Intel afirma que si ha conseguido esto es gracias a la reorientación del negocio.

Intel registró en el segundo trimestre un beneficio neto de 2.700 millones de dólares, lo que supone una caída del 3%, aunque dentro de las expectativas iniciales de la empresa y los inversores.

Además, al presentar los datos, Brian Krzanich, director ejecutivo del Grupo, insistió en que la empresa va cambiando y reorientando su negocio hasta los centros de datos y los objetos conectados y esto, ha añadido, le ha permitido a firma hacer frnete al “difícil entorno empresarial” que se le presenta en la actualidad a la informática tradicional, donde Intel era líder.

El volumen de negocios fue ligeramente mayor de lo esperado alcanzando los 13.200 millones dólares (una caída del 5% respecto al trimestre previo), ligeramente por encima de los 13.000 millones que se esperaban. En cuanto a las previsiones sobre el próximo trimestre, la empresa estadounidense dijo que espera ingresos de alrededor de 14.300 millones de dólares en el tercer trimestre y una disminución de alrededor del 1% para el año completo.

El consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, en un comunicado, explicó que “seguimos convencidos de nuestra estrategia de crecimiento y concentrados en la innovación y la ejecución” y añadió que la firma tiene puestas sus esperanzas en “los lanzamientos de Skylake (su nueva gama de procesadores), el Windows 10 de Microsoft y el nuevo sistema OEM”, algo que sucederá en la segunda mitad del año 2015.

INTEL Resultados

Se retrasa la Ley Moore

Además, durante la presentación de los resultados fiscales del segundo trimestre del año, el fabricante confirmó que ya tiene preparados sus procesador Skylake, pero Krzanich ha confesado que la familia que iba a suceder a Skylake, llamada Cannonlake, se retrasará un año y llegará en 2017 y no en 2016 como estaba previsto. Y es que, ha dicho el directivo que la migración a un tamaño menor es más compleja de lo previsto.

Mientras tanto, el próximo año, a la espera de Cannonlake, Intel ha adelantado que lanzará la familia llamada Kaby Lake, la cual  seguirá utilizando los 14 nm, pero habrá mejoras a nivel de microarquitectura. Esto es, que la Ley Moore, que cumplió cincuenta años recientemente, como pubicó ChannelBiz, se comienza a retrasar.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor