El Apple Watch alimenta la tendencia de las empresas hacia la movilidad pero… ¿Cómo pueden las empresas proteger y acoger las últimas novedades en dispositivos de moda?

Negocios
0 0 No hay comentarios

Juan Miguel Haddad, Responsable de la Unidad de Negocio de Puesto de Trabajo en VMware Iberia, reflexiona en este artículo sobre el impacto que el Apple Watch tendrá en los entornos empresariales.

En los últimos años hemos visto el estilo y atractivo estético de la tecnología para consumidores captar la atención del mundo empresarial. Esto ha preparado el camino a la verdadera movilidad en la empresa. Los conceptos de Mobile First, Bring Your Own Device (BYOD), Choose Your Own Device (CYOD) y el auge de cloud y la movilidad son cada vez más populares en las empresas y lo seguirán siendo en el futuro. Pero la nueva y destellante incorporación al mercado tecnológico móvil es el Apple Watch, otro dispositivo más que tiene el potencial de transformar la productividad del empleado con un toque de estilo. Sin embargo, esto requiere una mayor inversión y superar ciertas barreras para que el mundo móvil despegue de veras y podamos subirnos a este tren de dispositivos tan modernos de manera segura.

 ¿En qué situación están ahora las empresas?

Apple WatchLas empresas que se rigen por la necesidad de transformar la experiencia del cliente ya han estado a la cabeza de la tendencia de la movilidad, dado que permite a los empleados conectar mejor con los clientes, acortar las colas en las tiendas, gestionar rápidamente la información para los directivos y garantizar el control de calidad en la línea de producción, por ejemplo. Si nos fijamos en las empresas de servicios públicos a principios de siglo, se dependía mucho de los dispositivos móviles para el trabajo de campo y esta necesidad no ha hecho más que aumentar. En el comercio al por menor muchas de las grandes tiendas situadas en las calles más importantes de las ciudades cuentan con aplicaciones móviles para realizar compras rápida y fácilmente y están experimentando con las últimas novedades en pagos por móvil donde no hay duda de que el Apple Watch se hará hueco.

El mundo móvil tiene la increíble oportunidad de transformar el modo en que las empresas trabajan y mejorar el servicio de atención al cliente. Sin embargo, todavía quedan muchos por abrir los ojos a las posibilidades disponibles. Como área en continua evolución e innovación dirigida a hacer realidad los deseos de los consumidores de ser móviles y elegantes, las organizaciones deben actuar rápidamente para seguir siendo competitivos y cubrir las exigencias, modas y expectativas de los empleados.

Mucho más que una cara bonita

El Apple Watch tiene la posibilidad de aumentar la productividad de los empleados, comprobar los emails, acceder a las aplicaciones o enviar mensajes a sus compañeros y clientes mientras están fuera de la oficina. Acceder a las aplicaciones es una prestación especialmente potente, como el caso de Salesforce.com y Expedia que son sólo dos ejemplos de las apps que habrá disponibles. Salesforce Analytics Cloud permitirá a los usuarios ver gráficos de rendimiento y analizar en profundidad datos sin procesar, aunque estas funciones no estarán listas hasta dentro de unos meses.

 

El software de reconocimiento de voz del Apple Watch también permitirá a los usuarios enviar actualizaciones a los sistemas de gestión de clientes mediante mensajes de voz en lugar de tener que utilizar su iPhone, portátil u ordenador de sobremesa. Aunque no llega al nivel del reloj inteligente de James Bond, no hay duda de que va por el buen camino y está claro que llevará el toque de moda a las reuniones y la oficina así como más funcionalidades.

Claramente supone una estupenda oportunidad para impulsar la productividad, pero al igual que con cualquier otro dispositivo móvil, las organizaciones tienen que considerar la forma de asegurar que los datos siguen estando protegidos en estos dispositivos para que no se sacrifique la privacidad del cliente por la estética.

¿Cómo pueden protegerse las empresas?

Las empresas deben asegurarse de que los dispositivos de moda como el Apple Watch y todas las aplicaciones que ejecutan son herméticos. Deben considerar tres pasos importantes:

  1. Modificar políticas y admitir diferentes dispositivos: Las organizaciones que han adoptado el concepto BYOD deben modificar sus políticas para apoyar la acogida de nuevos dispositivos como el Apple Watch y gestionarlos de la mejor manera posible, como identificando nuevos riesgos y el modo de atenuarlos.
  2. Redefinir la seguridad: Es necesario cambiar la mentalidad para alejarse de la capa física de seguridad y dirigirnos a una que redefina todo el esquema de seguridad mientras avanzamos hacia un mundo definido por software (que crean las apps que se ejecutan en tecnología ponible, como el Apple Watch y otros dispositivos móviles). La seguridad debe ser parte del ADN del desarrollo de la aplicación en lugar de un añadido posterior. Por este motivo, las empresas deben considerar tener la infraestructura adecuada para proteger todo el ecosistema, desde los propios dispositivos, hasta las aplicaciones, los datos, los contenidos, el correo electrónico y la red en general, a la vez que se aseguran de que se cumplen las normas
  3. Educación más amplia: No es cuestión de limitarse al hardware físico. Las empresas deben también considerar la educación del usuario final porque, al fin y al cabo, son también responsables de los datos de la empresa y si se sienten capacitados, es más probable que sean precavidos.

El departamento de TI está en la posición idónea para liderar esta tendencia a la movilidad e incluso acoger las últimas novedades en dispositivos y chismes ponibles de moda que captan tanta atención en el mundo del consumo. Elegir adecuadamente la arquitectura es un punto de partida esencial tanto para el usuario, como para los servicios prestados y el control y la gestión de los dispositivos. Si el concepto de Mobile First realmente despega, los empleados deben disponer de un lugar donde acceder de manera segura a todas las aplicaciones, archivos, herramientas sociales y servicios online que necesiten desde el dispositivo que elijan estén donde estén. Tomar el camino de la nube móvil capacitará a las empresas para dirigir y controlar el acceso a datos, lo que ofrece una oportunidad mucho más sólida de proteger estos datos.

Con las herramientas y soluciones adecuadas disponibles es el momento de abrir bien los brazos a las estrategias de Mobile First y dispositivos ponibles en el lugar de trabajo y empezar a aprovechar las ventajas. El Apple Watch es sólo la moda más reciente. Las empresas no sólo deben tener en cuenta los dispositivos de moda del presente, sino también las tendencias futuras a medida que la tecnología va traspasando los límites cada vez más.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor