La correlación entre los fallos causados por los dispositivos y su etapa de vida

Negocios
0 0 No hay comentarios

Un estudio de Dimension Data advierte que los dispositivos antiguos u obsoletos producen un mayor número de fallos a las empresas y realizan las tareas en más tiempo.

La monitorización y la gestión remota de las redes de TI pueden ayudar a una empresa a ahorrar hasta un 75 % del tiempo para la resolución de problemas y un 32 % del tiempo de reparación, de acuerdo con un nuevo informe de Dimension Data. 

Dimension Data logoLos nuevos datos publicados hoy en el informe anual ¹Network Barometer Report’ de Dimension Data revelan que la monitorización y la gestión remota automatizada reducen el tiempo para solucionar problemas de fallo en dispositivos de red hasta en un tercio. Además, explica un comunicado de prensa que “la investigación llevada a cabo este año demuestra nuevamente una fuerte correlación entre los fallos causados por los dispositivos y su etapa de vida útil”.

Al mismo tiempo, se ha descubierto que, por quinto año consecutivo, las redes destacar por continuar envejeciendo a causa de la demora de las empresas para renovarlas, lo que hace que el 53 % de los más de 70.000 dispositivos tecnológicos que fueron analizados en 28 países sean antiguos u obsoletos (con un aumento del 2 % respecto del año pasado). Los dispositivos obsoletos han caído ligeramente mientras que los terminales que envejecen continúa en aumento.

Andre van Schalkwyk, responsable de servicios de consultoría de la unidad de negocios de Networking en Dimension Data, señaló que “durante los siete años de historia del Network Barometer Report, el nivel de tolerancia promedio de dispositivos de red obsoletos presentes en las organizaciones ha sido de aproximadamente 10 %. Es muy raro que las organizaciones permitan que aumente por encima del 11 % antes de renovar los dispositivos pertinentes”.

Van Schalkwyk destaca que unos procesos maduros de monitorización, soporte y mantenimiento permiten una tolerancia mayor de los dispositivos de red en fin de ciclo de vida.

Otro punto a destacar por el estudio es que pese a la tendencia general de aprovechar los activos al máximo, las organizaciones lentamente expanden las capacidades inalámbricas de sus redes. Sin embargo, el 74 % de los puntos de acceso inalámbrico son aún modelos antiguos que no permiten desplegar una estrategia de movilidad sólida.

Además, la mayoría de los dispositivos de red aún no son aptos para IPv6, muchos de los cuales requerirían una simple actualización de software para lograrlo.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor