50 años de la Ley Moore: ¿cuanto más seguirá funcionando?

Negocios
0 5 No hay comentarios

De la mano de dos directivos de Intel, que se muestran confiados en la continuidad de la Ley Moore anunciamos las oportunidades que esta aporta al canal TIC.

Uno de los creadores de Intel, Gordon Moore, formuló hace ahora cincuenta años una teoría que, curiosamente, se sigue cumpliendo a día de hoy, sobre la fabricación y evolución de los dispositivos tecnológicos.  Concretamente, la ley de Moore expresa que aproximadamente cada dos años se duplica el número de transistores en un circuito integrado (a pesar de que la ley originalmente fue formulada para establecer que la duplicación se realizaría cada año, posteriormente Moore redefinió su ley y amplió el periodo a dos años).

ley-de-moorePara entenderlo mejor, lo que vino a decir uno de los creadores de la principal empresa de chips del mundo, es que la velocidad del procesador o el poder de procesamiento total de las computadoras se va duplicando año tras año (eso se dijo en un principio, aunque luego se modificó y se dijo que sería cada dos años). En un principio, la norma no era muy popular pero sí se sigue utilizando hasta el día de hoy.

Son los semiconductores, transistores y la creación del circuito integrado los que hacen posible la Ley de Moore desde que se formulara. Antes de los transistores, en electrónica, se utilizaban los tubos de vacío, que rompían con facilidad y generaban demasiado calor. Por otra parte, el semiconductor es un material que actúa como conductor y aislante, y recién en 1947 se creó el primer transistor de la mano de John Bardeen y Walter Brattain. En 1958, Jack Kilby creaba el circuito integrado, y finalmente se creó el transistor plano. Luego, en las últimas décadas, desde 1965 han ido saliendo al mercado dispositivos cada vez más pequeños y a la vez más potentes de la mano de estos semiconductores.

Gordon Moore, en 1965 dijo en su momento que esta tendencia continuaría al menos durante las siguientes dos décadas.  Para Álvaro García, Director de Comunicación de Intel Corporation en España, cuando hablamos de Ley Moore, no solo hablamos de impulsar el cambio tecnológico, sino que es mucho más: “también aporta un enorme valor económico e impulsa el progreso social”.

Sin embargo, hace poco, concretamente, en el año 2007 el propio Moore determinó una fecha de caducidad: «Mi ley dejará de cumplirse dentro de 10 o 15 años», aunque añadió que, no obstante, habrá nuevas tecnologías que vengan a suplir la actual.

¿Mucha presión de futuro?

ChannelBiz ha hablado con Juan Carlos Garcés, Director General de Intel para Colombia, que ha explicado que “cuando Gordon Moore, cofundador de Intel y quien expuso a la sociedad la Ley de Moore en 1965, creó esta teoría, no predijo exactametne cuándo iba a terminar esta tendencia” y añade que para la empresa “no ha existido presión alguna, pues la industria ha sido muy creativa para continuar incrementando la complejidad de los chips, pasando de hablar de diez, cientos o miles de transistores en un chip, a hablar actualmente en términos de miles de millones”.

ley moore Por un lado, hay que tener en cuenta que cada vez van apareciendo más dispositivos en el mercado, hasta el punto en que se cree que, pronto, en pocos años, todos los dispositivos de los llamados países desarrollados (económicamente) llegarán a estar conectados a Internet, una herramienta que no existía cuando Moore habló de su teoría. Estos dispositivos necesitarán de chips avanzados y muy rápidos. Por otro lado, las compañías están luchando unas contra otras por conseguir circuitos más potentes y microprecesadores que funcionen mejor, lo que hace que haya aumentado la inversión en investigación para buscar la producción de componentes más pequeños pero con mejor actuación y funcionalidades. La aparición de nuevos dispositivos al mercado, como los smartphones y las tabletas, han llevado una mayor competencia a un mercado hasta hace poco liderado por Intel de forma absoluta, lo que hace que las empresas tengan que trabajar más en mejorar los semiconductores y sus circuitos integrados.

Según explica Álvaro García, Director de Comunicación de Intel Corporation en España, “la Ley de Moore sigue permitiendo reducir el tamaño de los dispositivos tecnológicos y los hace más eficientes, permitiendo a Intel y a la industria reconsiderar continuamente las posibilidades de la tecnología. La informática puede diluirse entre los objetos y los espacios con los que interactuamos. Se están creando nuevos dispositivos gracias a una tecnología cada vez más potente y asequible que hacen posibles nuevas experiencias”.

A pesar de las predicciones de Gordon Moore, Intel confía en la teoría. Dice García que “esperamos seguir llevando a cabo una reducción real del coste gracias a procesos tecnológicos innovadores y mejorar los productos de nuestra cartera de productos. Hace poco lanzamos la tecnología de 14 nm al mercado, que ofrece alto rendimiento y bajo consumo para toda la gama de productos, desde servidores a dispositivos personales, pasando por Internet de las Cosas. El siguiente paso, los 10 nm, ya están en fase de pruebas y confiamos en seguir con nuestro roadmap en los próximos años”.

Por otra parte, los consumidores se han acostumbrado a que cada poco tiempo haya grandes novedades en el mercado y es lo que ahora esperan para decidir si cambiar sus equipos viejos a otros nuevos y más potentes, por lo que las empresas necesitan seguir mejorando año tras año.

¿Qué podría hacer peligrar esta teoría?

También cabe destacar que el propio Moore auguró que en un corto plazo de tiempo, dejará de cumplirse su ‘Ley’. ¿Por qué? Muchos hablan de que los fabricantes están forzando los límites físicos del silicio de los chips para ser capaces de cumplir con esa Ley Morre. Hay quienes creen que habrá un relevo y, por tanto, la ley dejará de cumplirse, simplemente porque habrá nuevos componentes que hagan funcionar nuestros dispositivos.

IBM podría tener la solución con unos transistores de nanotubos de carbono que podría poner en el mercado en el año 2020.  El transistor basado en silicio más pequeño que hay ahora en el mercado es de 14 nanómetros, lo que nos lleva a concluir que, para que la ley formulada por el cofundador de Intel se siga cumpliendo, en 2020 deberían ser de cinco nanómetros, pero el silicio presenta muchos problemas eléctricos a esa escala. Los nanotubos de carbono son, según IBM, los sustitutos perfectos para el silicio. IBM logró hacer funcionar el primer transistor de nanotubos de carbono en 1998, pero lleva desde entonces afinando esta nueva tecnología. Además, parece ser que la nueva arquitectura basada en nanotubos de carbono es tres veces más rápida que la actual basada en silicio, y consume un tercio de energía tal y como han dicho desde la empresa fabricante.

Oportunidades para el canal TIC

ley moore Cualquier evolución o cambio en un mercado supone una gran oportunidad para los fabricantes, mayoristas, proveedores o integradores del canal de distribución. Juan Carlos Garcés, Director General de Intel para Colombia, explica que “oportunidades las hay en todas partes y en todas las industrias. Mi recomendación apuntaría más a que las empresas identifiquen los productos y las áreas en las que se desea hacer algo y a partir de eso, trabajar en ello”. Aunque añade que “sin embargo, las proyecciones y estudios apuntan a que en un futuro el número de conexiones con Internet será aún mayor que el número de personas vivas, por lo cual hay que aprovecharlo”.

Por su parte, Álvaro García explica que “la ley de Moore nos permite crear nuevos dispositivos que cada vez son más potentes, con mayor rendimiento y con un menor consumo de energía. Las empresas del canal suelen ser las primeras en adoptar las nuevas tecnologías y acercarlas antes al mercado gracias a su flexibilidad, dándoles una ventaja competitiva frente al resto de empresas”.

Como ejemplo, explica el director de comunicación de Intel en España que “los nuevos procesadores pensados para sistemas 2 en 1, junto a la nueva generación de sistemas NUC, ofrecen la posibilidad de introducir dispositivos diferenciadores en el mercado. Igualmente, el nuevo Intel Compute stick es un dispositivo que permite transformar una pantalla con un conector HDMI en un ordenador totalmente funcional”. Y añade que “este tipo de productos son los que pueden diferenciar a las empresas del canal en España”.

Vídeo: 5ª Generación Intel Core vPro

Hace un apr de semanas, NetmediaEurope analizaba las características de la quinta generación de procesadores Core vPro con la ayuda de Jorge Lang, director de innovación de Intel, y Carlos Clerencia, director de alianzas profesionales de esta misma compañía.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor