Más allá del BackUp

Negocios
0 8 No hay comentarios

Celebramos el Día Internacional de la Copia de Seguridad, o backup, sin tener en cuenta que es igual de importante controlar la recuperación y dispositivos de los datos almacenados.

Se celebraba esta semana el Día Internacional de la Copia de Seguridad. Como el Día Internacional de la Protección de Datos, estas efemérides buscan concienciar a empresas y usuarios sobre acciones recomendables y que a veces por falta de tiempo o presupuesto terminan olvidándose.

Según datos de Kroll Ontrack la mayoría de las empresas y usuarios están implementado soluciones de copia de seguridad, aunque no por eso se debe estar tranquilo: el 61% de los casos de pérdida de datos cuenta con una copia de seguridad fallida o no reciente.

De ahí que se hable de alternativas al Día de Internacional de la Copia de Seguridad, como el Día Internacional de la Recuperación de Datos -a propuesta de TeamViewer, o el Día Internacional de la Disponibilidad -a propuesta de Veeam Software. Lo que parece estar más claro que nunca es que hay que ir más allá de la Copia de Seguridad, más allá del Backup.

“En una situación de crisis las copias de seguridad sólo son útiles si los datos pueden ser restaurados correctamente”, dice Kornelius Bunner, responsable de producto de TeamViewer, añadiendo que la copia de seguridad debe ser rápida, fácil y flexible.

Martín Warren, Cloud Solutions Marketing Manager de NetApp, también reclama la atención sobre la recuperación al asegurar que “más allá de las copias de seguridad, las empresas necesitan tener la tranquilidad de saber que tienen una solución de recuperación ante desastres rápida y fiable”.

Según datos de Kroll Ontrack los discos duros externos son la memoria más utilizada por el 68% usuarios para realizar copias de seguridad; el porcentaje ha crecido respecto al 63% en 2014 o el 59% en 2013. Sólo un 16% apuesta por la nube, y un 5% sigue haciendo uso de la cinta para realizar copias de seguridad.

Que la copia de seguridad no funcione correctamente (21%), que el dispositivo no esté incluido en el procedimiento de copia de seguridad (21%) y que la copia de seguridad no fuera reciente (19%) son las razones principales por las que una copia de seguridad puede resultar ineficaz.

En cuanto a las principales barreras que impiden la adopción de una solución de copia de seguridad, un 50% dice no tener tiempo de investigar y gestionar la copia de seguridad, mientras que un 31% hace referencia a los costes.

El tiempo de inactividad y los datos perdidos cuestan a una empresa una media de hasta diez millones de dólares al año, y uno de cada seis backups falla. Los datos son de Veeam Software, que afirma: “Las empresas no necesitan hacer backup. Lo que necesitan es disponibilidad”.

Hasta ahora no cabe duda de que, a pesar de que haya que tener en cuenta la recuperación y la disponibilidad, la copia de seguridad es importante. Al mismo tiempo se hace más complicada porque no sólo se han multiplicado los dispositivos, sino las plataformas, por no mencionar la cantidad de datos. Según un informe de IDC el universo digital duplica su tamaño cada dos años, y se multiplicará por diez entre 2013 y 2020; esto significa pasar de 4,4 trillones de gigabytes a 44 trillones de gigabytes en 2020, cuando el 60% de los datos estarán suspendidos en la nube.

Aunque rápida, fácil y flexible, cuando nos planteamos realizar una copia de seguridad hay tener en consideración en qué soporte se van a almacenar los datos, cuántos datos se van a almacenar y la localización de los mismos.

Aspectos como el cumplimiento de normativas pueden lleva a un crecimiento del negocio de copias de seguridad. Se pone por ejemplo que una empresa contrate un servicio con Office 365 y al tiempo decida cancelarla; en ese caso Microsoft mantendría los datos durante 90 días, después de los cuales los borrará aunque por temas de cumplimiento y normativas esos datos tuvieran que mantenerse más tiempo. En este caso tecnologías de backup que permitan a los usuarios retener el control de los datos en repositorios cloud cobran cada vez más importancia.

Llega el momento de hablar de DRaaS, o Data Recovery como servicio, definido como la replicación y alojamiento de servidores virtuales o físicos por un tercero para proporcionar conmutación por error en el caso de una catástrofe, y considerado como un gran diferenciador que se convertirá en un elemento común en las empresas.

El cloud y la gran cantidad de datos que se generan también tendrán un impacto en los modelos de negocio de backup, hasta ahora basados en el volumen. Se propone ahora pagar por esos datos que sean suficientemente importantes como para recuperarlos, lo que podría generar unos ahorros de costes del 70%.

El último apunte de este artículo hace referencia a la centralización. La cantidad de plataformas y dispositivos hace que haya que contemplar backups de entornos físicos, virtuales, cloud y móviles, una variedad que hace años no existía y que no sólo incrementa los costes, sino que dificulta su gestión. Se demandarán tecnología que tiendan a la centralización del backup.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor