Fujitsu presenta su ETERNUS DX200F, un All-Flash Array para la continuidad de negocio

Negocios
Fujitsu logo
0 0 No hay comentarios

Fujitsu ETERNUS DX200F ofrece los beneficios del almacenamiento flash a un precio asequible y con opciones de Transparent Failover.

Garantizar la continuidad del negocio pasa por eliminar los riesgos ante una posible pérdida de datos frente a un desastre. Este es uno de los objetivos del nuevo Fujitsu ETERNUS DX200F, un equipo “que ofrece grandes beneficios de rendimiento en memoria flash a un precio asequible, al tiempo que permite un Transparent Failover que se puede mantener de forma automática o manual en las empresas, ante cualquier tipo de interrupción”, asegura la compañía .

Cuando se trata de temas de misión crítica que requieren de una disponibilidad plena, el contar con una configuración a prueba de desastres es una necesidad absoluta para mantener los negocios especialmente en casos como tiendas web, bases de datos que requieren transacciones constantemente disponibles, máquinas virtuales. Por ello, All-Flash Array de Fujitsu puede proporcionar el rendimiento necesario para este tipo de aplicaciones, y de una manera asequible.

ETERNUS DX200F, además, no requiere de ajustes complicados. La memoria flash está compuesta por un sistema pre-configurado equipado con 5-24 discos de estado sólido (SSD) que suministran hasta 38,4 TB de capacidad total. Los SSD pueden aumentar la velocidad por un factor de cien o más y superar considerablemente los discos duros, sobre todo cuando se trata de latencia de datos que pueden ser un verdadero problema para las aplicaciones empresariales más exigentes.

Mientras que muchos sistemas All-Flash tienen capacidades de disponibilidad limitada ante la recuperación de desastres, ETERNUS DX200F soporta la sincronización de datos entre dos sistemas, usando la funcionalidad cluster de ETERNUS, un sistema Transparent Failover que se puede configurar y permite a los usuarios combinar todos los flash de rendimiento con una total recuperación ante desastres, siendo único en la actualidad.

El Failover ante un desastre se realiza de forma inmediata, con total transparencia y sin la necesidad de intervenir administradores de sistemas. Todo el acceso a la aplicación se mantiene en tiempo real, mientras que todos los sistemas en el entorno de alta disponibilidad se pueden ejecutar de forma productiva durante las operaciones normales estándar. También es compatible con la conmutación por error manual, lo que es de gran ayuda ante cortes de energía previstos, pruebas de recuperación ante desastres y actualizaciones sin interrupción.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor