D-Link: “La domótica es algo positivo, no hay que tenerle miedo”

Estrategia de Canal
1 2 No hay comentarios

Entrevistamos a Luigi Salmoiraghi, responsable de D-link para el Sur de Europa y Reino Unido, durante el Mobile World Congress 2015.

La movilidad está en la red, sea móvil o inalámbrica, y es parte importante del Hogar Conectado. Durante los últimos años D-Link ha pasado de ser un experto en networking, a crear un negocio de cámaras para seguridad en el hogar y la oficina, y adentrarse en el mundo de la domótica.

Reservado hasta hace unos años para unos pocos, D-Link optó por democratizar el mercado con productos asequibles y, lo que casi es más importante, fáciles de instalar e integrar. De todo ello hemos podido hablar con Luigi Salmoiraghi, responsable de D-link para el Sur de Europa y Reino Unido, durante el Mobile World Congress 2015.

Nos cuenta el ejecutivo en esta entrevista en vídeo que la novedad que trae a la feria de movilidad son productos basados en tecnología Z-Wave, “una pasarela de comunicación de bajo consumo energético, de forma que se pueden utilizan más dispositivos, más sensores, que se alimentan con una batería que puede duran dos o tres años dependiendo del dispositivo”. A esto se le suma un Gateway que conecta ese mundo Z-Wave con el mundo físico.

Una de las enormes ventajas que rodea la propuesta domótica de D-Link es mydlink, una plataforma gratuita “para controlar, instalar y gestionar cualquier dispositivo” de la compañía y que además permite “crear reglas muy sencillas que me permiten controlar todo lo que esté ocurriendo en la casa”. De forma que si el detector de movimiento se activa, la regla es que la cámara se active y se me envía un mensaje al móvil mientras se activa la alarma, nos cuenta Luigi Salmoiraghi. Y lo más importen: si cuotas mensuales.

D-link no trabaja a ciegas, su expertise en networking facilitó su entrada en el mundo de las cámaras IP y su entrada en el mundo de la domótica está arropada por estudios que dicen que la intención del gasto para los próximos años es de entre 100 y 300 euros por usuario. Estos interesados lo tienen claro: no quieren cuotas de instalación, costes de suscripción ni costes mensuales. D-link les ha escuchado y por eso los productos legan con un código QR que se escanea desde mydlink para que ese dispositivo se añada automáticamente al ecosistema. “Hemos hecho que la instalación sea la más sencilla posible, que la creación de reglas para que los dispositivos se hablen entre ellos sea muy sencillo y hemos creado una experiencia de usuario que sea la más sencilla, la más fácil y la más barata posible”, asegura Luigi Salmoiraghi.

La ayuda del canal en esta nueva aventura de la compañía es imprescindible. “Necesitamos que el canal nos ayude a explicar lo que es la domótica”, un mercado lleno de oportunidades pero que el usuario mira con suspicacia por desconocimiento y porque cree que la gestión e instalación es complicada. La estrategia de D-Link “es ofrecer al canal un producto fácil de instalar”, dice Luigi Salmoiraghi, para añadir al final: “La domótica es algo positivo, no hay que tenerle miedo”.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor