El 89% de los profesionales españoles practican el BYOD

Negocios
4 17 No hay comentarios

Soluciones que limiten el impacto del BYOD, tanto en gestión de dispositivos como de políticas, siguen siendo una enorme oportunidad de negocio para el canal.

Llevamos tanto tiempo hablando de Bring You Own Device (BYOD), que parece que el asunto está superado, pero aún queda mucho por hacer, muchas oportunidades de negocio por conseguir. Según un informe de Intel Security, un gran número de profesionales realizan tareas relacionadas con su trabajo a través de sus dispositivos personales; al mismo tiempo, un gran número de personas utilizan los equipos y dispositivos de la empresa para realizar actividades personales (email, redes sociales, compra online, etc.). Hacerlo sin el control adecuado pone en riesgo los datos de las empresas.

Algunos datos del informe:

  • En España, el 70% de los profesionales encuestados reconoce que utilizan internet a diario en casa por razones profesionales, entre una y tres horas al día la mayoría.
  • El 89% de los profesionales españoles afirma llevar sus propios dispositivos personales al trabajo, por encima de la media a nivel mundial (situada en el 78%).
  • En el marco europeo, España se sitúan a la cabeza del BYOD, según el informe, seguido por Italia 86%, Reino Unido 77%, Alemania 75%, Países Bajos 69% y Francia 59%.
  • En cuanto a las preferencias de dispositivos personales que los españoles llevan a la oficina, el 74% de los encuestados llevan su smartphone (también muy por encima de la media situada en el 61%), el 26% su portátil y el 28% su tablet.
  • El 75% de estos profesionales reconoce que utiliza los equipos y dispositivos corporativos para uso personal: el 70% para leer y escribir emails personales, el 41% para banca online y el 30% para realizar compras online.
A pesar de que la seguridad ha sido la principal barrera de adopción, el BYOD ha seguido creciendo
A pesar de que la seguridad ha sido la principal barrera de adopción, el BYOD ha seguido creciendo

A estos datos, que no dejan de ser alarmantes porque la tendencia sea parte de nuestro día a día, hay que sumarle el reto que viene, el de los wereables, esas pulseras y relojes inteligentes que también se conectan a Internet y que sin prisa pero sin pausa van colándose en las oficinas.

Los ciberdelincuentes, que se han profesionalizado y buscan su oportunidad, han encontrado en la movilidad un gran negocio. Porque mientras que nos parece normal tener en los ordenadores algún software de seguridad, dejamos nuestros dispositivos móviles desnudos contra el malware.

Dice el informe de Intel Security que “uno de los principales retos de la industria ha sido unificar de manera efectiva todos estos dispositivos personales con el endpoint y las redes corporativas, para proteger a las empresas de pérdidas de datos”. En este sentido los profesionales encuestados se sienten muy seguros con las políticas y medidas de seguridad tomadas por sus empresas, ya que el 80% de los españoles encuestados cree que sus respectivas empresas están protegiendo sus datos y su identidad de manera correcta. Un dato muy por encima de la media, que se sitúa en el 66%.

Muy buena noticia es que “profesionales encuestados también desconfían de las redes Wi-Fi públicas”, aunque todavía existe un 27% de los españoles encuestados que afirma conectarse a estas redes con su portátil profesional, incluso desconociendo si son seguras.

Los 5 puntos sobre BYOD que toda empresa debería conocer:

  • Las posibilidades son infinitas: Según Gartner, en 2017 las empresas exigirán a sus empleados que sean ellos quienes adquieran sus propios dispositivos con fines laborales. Las compañías se muestran optimistas en torno a las ventajas del BYOD, especialmente las más pequeñas con presupuestos más ajustados que ven una gran ventaja económica.
  • No todo el mundo es “fan” incondicional: El BYOD puede ser una verdadera pesadilla para los departamentos de TI, que pueden considerarlo como una fuente potencial de caos, desorden, pérdida de datos y riesgo para la seguridad.
  • Don´t worry, be “appy”: Si bien es cierto que los usuarios cuentan con un gran número de aplicaciones en sus dispositivos móviles, no todas cuentan con una robusta seguridad, por lo que pueden convertirse en un punto de entrada de malware y de robo de datos.
  • La nube no es infranqueable: Al alojar documentos cuentas en la nube, renviar emails internos a webmail, o utilizar smartphones y tabletas con redes WiFi públicas no protegidas, los usuarios pueden poner en riegos sus datos.
  • Estar a salvo: Es importante controlar la forma en la que los empleados almacenan y comparten valiosa información corporativa en sus dispositivos móviles, y protegerla en caso de robo o pérdida de los equipos. Lo más idóneo es que la protección del endpoint descanse sobre una suite que integre diversas herramientas y cuya gestión esté unificada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor