Hacia el centro de datos basado en flash

Negocios
3 8 No hay comentarios

Aunque el All Flash Array está en sus inicios, compañías como EMC hablan ya del centro de datos basado en flash, arropado, claro está por XtremeIO y ScaleIO.

La relación entre EMC e Israel data de hace unos años, desde que en 1996 se abriera la primera oficina en este país, y se ha ido estrechando con cada nueva startup local que ha comprado la compañía. XtremeIO, en mayo de 2012, y ScaleoIO, en julio de 2013, son quizá las más conocidas, pero en total suman 14 adquisiciones que mantienen a EMC como una de las compañías más innovadoras del mercado de almacenamiento, entre otros.

EMC cuenta con un total de ocho Centros de Excelencia (CoE) repartidos por todo el mundo, y uno de ellos se encuentra en Tel Avid, donde la compañía reunió a un grupo de periodistas para hablar de SSD como la clave del mercado de almacenamiento y donde ha vuelto a dejar claro que el futuro es “All Flash Array”.

El mensaje no es nuevo. Fue la base para la compra de XtremeIO y se ha convertido en una de las grandes oportunidades que EMC ofrece a su canal de distribución, según nos contaba Philippe Fossé, responsable de canal para EMC EMEA, durante la celebración del Canalys Channels Forum de Cannes a primeros de octubre.

¿Qué ventajas ofrece el All Flash Array? En términos generales se habla de un menor consumo energético, menor generación de calor, un aumento del rendimiento y un incremento de la velocidad, que se multiplica por 250.

EMC no es la única empresa que trabaja en el concepto de All Flash Array. Hewlett-Packard, NetApp, Pure Storage o Sandisk, tienen sus propuestas. Hace un año que llegó al mercado el primer array de XtremeIO basado el flash. Desde entonces ha generado ingresos por valor de 500 millones de dólares, representa el 30% de los sistemas vendidos a nuevos clientes de EMC y se ha convertido en el array de almacenamiento de más rápido crecimiento en la historia de la compañía. Un buen comienzo en un mercado que IDC prevé que genere 1.200 millones de dólares para 2015.

¿Qué es lo siguiente? Para Ehud Rokach, antes CEO de XtremeIO y ahora responsable de ECM XtremeIO, es el All Solid State Datacenter. O lo que es lo mismo, el centro de datos basado en flash. Según el ejecutivo resulta raro pensar en un centro de datos con cientos de motores –esas partes móviles de los HDD, funcionando al mismo tiempo y de manera ininterrumpida, aunque la visión está, por ahora, lejos de hacerse realidad.

Junto a XtremeIO, ScaleIO es otra de las compras clave para la oferta All Flash Array de EMC. ScaleIO permite ejecutar las aplicaciones y el almacenamiento en la misma infraestructura, creando un pool virtual de almacenamiento combinando tanto SSD como HDD, y con capacidad de escalar a decenas de miles de servidores.

Hasta hace algo más de un año, el centro de datos basado en flash ha sido el sueño de jóvenes empresas, de startups. Pero el camino está abierto por empresas como EMC, que están moviendo su enorme base de clientes hacia sistemas basados en flash.

Durante la visita al CoE de Tel Aviv, Boaz Palgi, CEO de ScaleIO y ahora director general de EMC ScaleIO, enumeraba algunos de los retos a los que se enfrentan los centros de datos.Por un lado hablaba Palgi de la consolidación del centro de datos, asegurando que aunque muchas compañías operan múltiples centros de datos repartidos en diferentes localizaciones, ahora se opta por centros de datos regionales; las empresas buscan la manera de sacar el máximo provecho de los recursos de los centros de datos, aseguraba el responsable de ScaleIO; Palgi hablaba también de Hyper-convergencia, un concepto que lleva a ejecuta múltiples tiers de almacenamiento de manera convergente para optimizar recursos; por último se refería a la ‘commoditisation’ que lleva a que empresas de pequeño tamaño sean capaces de compartir centros de datos gracias, en parte a que las arquitecturas abiertas han cambiado las reglas del juego.

La respuesta para aquellos que busquen flexibilidad en el centro de datos no es otra que ScaleIO, aseguraba a Boaz Palgi, explicando que lo que se ofrece es software y “la capacidad para funcionar en cualquier hardware elegido por el cliente”.

El resultado final no es otro que un centro de datos concebido como un ecosistema que propone un entorno ‘plug & play’ que optimiza cada componente para conseguir el mayor rendimiento posible.

Un centro de datos basado en flash, sin latencias, con menos consumo de energía y más rápido, capaz de gestionar el Big Data y ofrecer inteligencia en tiempo real.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor