Telefónica facilita la implantación de la factura electrónica

Negocios
1 9 No hay comentarios

Telefónica e-Factura se ofrece como una solución integrada, sencilla y económica que permite a las empresas el mundo de la factura electrónica, obligatoria por Ley antes del 15 de enero.

Apenas quedan tres meses para que la factura electrónica pase a ser obligatoria para todas las empresas que hagan negocios a través de Internet o facturen a la Administración Pública por importes superiores a 5.000 euros. El 15 de enero de 2015 es cuando acaba el plazo y Telefónica ofrece a las empresas, de cualquier tamaño, un servicio que hace posible la emisión o recepción automáticas de sus facturas con total transparencia y agilidad, ayudándoles así a incorporarse al mundo digital.

Telefónica e-Factura se integra con los sistemas contables de las empresas, independientemente de la tecnología que utilicen, optimizando sus procesos en tiempo, coste y eficiencia. Es más, la solución permite una toma de decisiones más rápida gracias a una automatización de los procesos y que la gestión de tesorería se optimice al poder acceder más fácilmente a procesos de Factoring y Confirming.

Telefónica ofrece e-Factura como un servicio en pago por uso adaptado a cada tipo de empresa. De esta forma se ofrece una Modalidad Web, que permite la rápida puesta en marcha de la factura electrónica a través de un entorno web; Modalidad Emisión, que permite emitir facturas de forma integrada con los sistemas contables; Modalidad Recepción, que permite recibir facturas de forma integrada con los sistemas contables, y Modalidad Personalizada, que permite adaptar la solución a las necesidades específicas del cliente.

Con su oferta, los clientes de Telefónica e-Factura se benefician de una solución paquetizada, escalable y completa con diferentes opciones en cuanto al precio: la Solución Completa garantiza el cumplimiento normativo en cada uno de los paquetes, incluyendo las personalizaciones e interoperabilidad con otras plataformas; Pago por Fase de Puesta en Marcha, que consiste en un único pago por la puesta en marcha del servicio a la medida de las demandas del cliente e integrarlo con su sistema contable; Pago por Fase regular de funcionamiento del servicio, que supone el pago de una cuota mensual por uso del servicio y Pago por intercambio de documentos, cuya cantidad depende de número de documentos intercambiados.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor