BYOA: 5 consejos para que esta práctica no suponga un riesgo

Negocios
2 2 No hay comentarios

Muchos empleados prefieren usar sus propias aplicaciones para realizar sus tareas de trabajo, en la práctica conocida como BYOA, y esto puede atentar contra la seguridad.

El primer reto al que se tuvieron que enfrentar las empresas, con el crecimiento de dispositivos móviles inteligentes en manos de los usuarios, fue el BYOD (Bring Your Own Device), para el que aún hace falta educar a los empleados para que este no suponga un riesgo de seguridad. Tras esto, llegó el llamado BYOA (Bring Your Own Application), que supone que muchos trabajadores de empresas deciden pasar del software corporativo y utilizar otras aplicaciones que tienen en sus dispositivos, más fáciles de usar en tareas como intercambio de archivos, email, herramientas de marketing, distribución u otros.

aplicaciones_app storeAunque BYOA da a los empleados la flexibilidad de utilizar las herramientas adecuadas para el trabajo, esto puede suponer una importante amenaza a la seguridad. La mayor preocupación que se presenta entre los directivos que con conscientes de este riesgo es que los empleados puedan usar aplicaciones móviles o en la nube sin ningún tipo de control sobre cómo se almacenan sus datos, cómo se accede a ellos o cómo se usan.

Por ello, Karl Sun, CEO de la empresa Software Lucid, ha redactado 5 consejos de seguridad de los que Enterpreneur se hace eco y que son:

1. Educar a los empleados en el entendimiento de la práctica BYOA, además de que la empresa debe crear una política en torno a esta tendencia, tratando de equilibrar las necesidades de seguridad de la empresa con las necesidades de los empleados a de utilizar las herramientas que consideren más productivas

2. Identificar las aplicaciones que los empleados ya están usando y por qué o con qué frecuencia. Los directivos de empresas deben preguntar a los empleados qué aplicaciones y herramientas encuentran útiles.

3. El directivo o gerente debe hablar con los proveedores de aplicaciones populares. Al formalizar una relación con los proveedores que proporcionan las aplicaciones, las empresas pueden aprovechar más funciones empresariales, y llevar un control administrativo en cuanto a las políticas de seguridad, servicios de directorio, integración con otras aplicaciones y soporte técnico. Y es que, dice el CEO de Software Lucid que “a menudo, las aplicaciones populares BYOA dirigidas a los consumidores ofrecen la opción a los usuarios de pequeñas empresas a adaptarse a sus requisitos especiales”.

4. Tomar el control en la administración y crear una experiencia integrando todas las aplicaciones. Así se recomienda integrar las cuentas del usuario para que a la hora de acceder a sus propias aplicaciones tengan que introducir sus contraseñas, al igual que en muchas ocasiones se hace para acceder a las aplicaciones empresariales.

5. Crear un directorio con las aplicaciones que la gente utilice más. Tras conocer las aplicaciones más recurrentes para los trabajadores, estas se pueden recopilar en un directorio.  Según la firma de investigación Gartner , para el año 2017 alrededor del 25& de las empresas tendrá su propia tienda de aplicaciones para la gestión de aplicaciones aprobadas por la empresa.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor