Chipspain pierde su juicio contra Nintendo por vender cartuchos piratas

Negocios
1 0 No hay comentarios

Muchos minoristas en España venden tarjetas R4 que permiten a los usaurios copiar juegos protegidos por la propiedad intelectual y Chipspain era uno de ellos.

Nintendo ha ganado su demanda contra Chipspain a la que demandó por vender e importar cartuchos pirateados, es decir tarjetas R4 que permiten a los usaurios copiar juegos  protegidos por la propiedad intelectual. La sentencia, promulgada por un juzgado de Barcelona reconoce que ·la importación y la venta de cartuchos R4 es ilegal” por lo que la española deberá pagar algo más de 20.000 euros a la nipona.

nintendo 3dsAdemás, claro está, la sentencia establece que Chipspain debe dejar de importar y vender dichos objetos para las consolas Nintendo DS. Las tarjetas R4 están diseñadas para evitar saltarse las medidas de seguridad implantadas por Nintendo en las mencionadas consolas y en los videojuegos originales de Nintendo DS.

La sentencia viene después de que la tienda Chipspain aceptara la acusación de Nintendo, para evitar así que la sentencia final pudiera llevar al pago de una cantidad mucho mayor a la impuesta por este juzgado de Barcelona.

Muchas son las empresas minoristas de informática que venden este tipo de cartuchos pirata y ya hace tiempo que Nintendo decidió tomar medidas al respecto alegando que esta práctica afecta a su propiedad intelectual.

En 2011, un pequeño comerciante asturiano ganó a Nintendo en un caso similar

En 2011, una pequeña empresa española vivió algo similar pero consiguió ganar a Nintendo y conseguir el apoyo del tribunal en aquel momento.  Alejandro Fernández , el asturiano demandado por Nintendo por vender cartuchos de videojuegos adaptables a la DS, fue absuelto. La razón que ha dado el magistrado del juzgado número 1 de Avilés ha sido que el fabricante japonés no precisa claramente el mecanismo por el que un cartucho se puede considerar ‘legal’ o no, y que no fue capaz de aportar pruebas para defender su postura.

Nintendo pedía en su denuncia una pena de 23 años de cárcel y una indemnización de 840.000 euros al acusado, por vender cartuchos para la DS en su tienda Alechip situada en Avilés. Como publicaba ChannelBiz, esa sentencia fue la primera en la que que un juez se pronuncia en España sobre la venta de cartuchos DS.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor