¿Será la modularidad el futuro de la tecnología?

Negocios
2 4 1 comentario

Los dispositivos tecnológicos que se crean a través de módulos para que el cliente pueda decidir como quiere su terminal se presentan como una gran oportunidad para el canal.

Un mercado aún muy pequeño

Hay un mercado del que todavía no se sabe mucho, del que aún no hay grandes ofertas en el mercado, pero que podría suponer una oportunidad del futuro para las empresas del canal si supieran gestionarlo correctamente. ¿Le suena el término modularidad? Se refiere a algo creado a base de módulos de diversas partes que pueden intercambiarse según las necesidades. Ya se hablaba de la modularidad en términos de software y, desde que varias empresas lanzarán teléfonos o terminales ‘wearables’ formados por diferentes módulos, empieza a hacer cada vez más común en dispositivos de hardware.

Partes de un teléfono modular.
Partes de un teléfono modular.

Según Bárbara Liskov, conocida científica de la computación estadounidense, “modularización consiste en dividir un programa en módulos que pueden ser compilados de forma separada, pero que tienen conexiones con otros módulos“.

Teniendo en cuenta que se cree que el proyecto Ara de Google llegaría el próximo mes de enero de 2015, ese podría ser el año de la explosión de la tecnología modular.

La tecnología modular busca simplemente que los dispositivos tecnológicos de cada usuario se ciñan a sus necesidades; quienes hablan de que este concepto de tecnología aseguran además que es mucho más verde y es que si el usuario necesita algo nuevo, no ha de comprar un nuevo terminal, simplemente quedarse con el que tiene y reemplazar alguna de las piezas o añadir otras nuevas.

Iniciativas modulares de hardware

Uno de los mercados de hardware que comenzó con la modularidad fue el de los smartphones. Primero llego Project Ara, el proyecto de Google y Motorola. El gigante de la tecnología de Mountain View está tan convencido del éxito de este concepto de teléfono que cuando vendió Motorola a Lenovo decidió mantener el proyecto Ara dentro de su negocio, cuya idea surgió del concepto Phonebloks creado por un holandés.

Después, la empresa china ZTE anunció Eco Mobius, con el que la empresa ha querido dar un toque verde a su negocio. También están el reloj inteligente o smartwatch Blocks, o NEX Band, pulsera tecnológica que se cree que llegará a finales de este año 2014, y que consdiste en una pulsera cuyas funcionalidades cambian según los módulos que integre el usuario, posibilitando la creación de un equipo para chequear alertas o la geolocalización online.

Phonebloks dio la idea y fabricantes como Google o ZTE hicieron de esta tecnología modular algo real
Phonebloks dio la idea y fabricantes como Google o ZTE hicieron de esta tecnología modular algo real

Vamos por partes, como los dispositivos. Empecemos con el proyecto de Google, del que sus creadores dicen que ha sido “diseñado en exclusiva para 6.000 millones de usuarios”, puesto que el cliente podrá decidir exactamente cuáles son los módulos que quiere integrarle al terminal para que cubra sus necesidades específicas. Los módulos tienen diferentes precios y el teléfono tendrá un coste acorde con las funciones del teléfono.

Proyecto Ara nació de la idea de un innovador holandés llamado Dave Hakkens que creó el concepto llamado Phonebloks, un modelo de teléfono que ha llegado a ser comparado con LEGO. Los módulos se conectan a una placa base, asegurándose con dos tornillos y el usaurio tiene derecho a escoger prácticamente todas las partes del dispositivo: desde el procesador, a la cámara de fotos o la pantalla y otras utilidades.

Explican los creadores de Phonebloks en su página web que esta idea comenzó con un vídeo que “tuvo un alcance a través de medios sociales llegando a ser visto por 380 millones de personas” y añade que aunque “no estamos preparados para construir un teléfono móvil a nosotros mismos, esta era una forma eficaz de mostrar la industria móvil la necesidad de cambio”.

A principios de este año, la china ZTE, uno de los principales fabricantes de smartphones a nivel mundial, anunciaba que estaba trabajando en Eco Mobius, que permitirá que el usuario tome decisiones sobre la CPU, la GPU, la memoria RAM, la cámara, la batería o la pantalla del smartphone de sus sueños.

Otra iniciativa modular ha sido presentada por Advantech y su producto iDoor, que permite al usuario añadir funcionalidads de forma flexible a un amplio rango de dispositivos. iDoor, según explican sus portavoces, ofrece a los integradores de sistema la posibilidad de elegir las funciones que verdaderamente necesitan sin necesidad de adquirir costosos equipos que “nunca se usan”. Así, explica la empresa fabricante, esta tecnología iDoor utiliza el formato de mini PCIe. Mediante el uso de módulos e interfaces normalizados, la tecnología modular de la marca ofrece a los clientes la flexibilidad para configurar los terminales basados en diferentes aplicaciones para “cumplir con las diferentes necesidades de los clientes”, como elegir entre diferentes conectividades como GPS, 3G, LTE, Wi-Fi, GPS, GPRS, ZigBee, RFID, Bluetooth y LTE.

Otra de las grandes novedades de este sector, conocida recientemente, es la pulsera NEX Band de la empresa Mighty Cast, que por el momento, incorporar hasta cinco módulos distintos, con sus correspondientes funciones, en cada dispositivo. La pulsera sirve, en principio, para recibir notificaciones del smartphone al que esté conectada a través de Bluetooth, compartir ubicación con personas conocidas, interactuar con un determinado juego en una especie de realidad aumentada o enviar mensajes privados a familiares y amigos. El precio será de alrededor de 99 dólares y los desarrolladores están a la espera de que la firma Mighty Cast lance su SDK o kit para profesionales, para que así puedan introducir un mayor número de aplicaciones.

Phonebloks busca socios

Los fabricantes de estos dispositivos hardware necesitan de socios de mercado que provean a sus terminales de módulos originales, diferentes, para poder hacer competencia en este mercado aún pequeño. Y aquí se presenta una oportunidad para las empresas del canal, que pueden adaptar sus tecnologías a la fabricación de módulos para terminales, bien sean teléfonos, pulseras inteligentes o smartwaches por dar algunas ideas.

Una empresa alemana experta en audio, Sennheiser, aprovechó su oportunidad y hace un par de meses se alió con los creadores de esta idea de Phonebloks para ofrecer módulos para teléfonos de este estilo relacionados micrófonos, auriculares y otros productos relacionados con audio, a nivel doméstico y profesional.Además de Google y Sennheiser, otro de los principales socios es Fairphone, la empresa que se caracteriza por crear smartphones de forma sostenible con la economía mundial y el medio ambiente.

Y los creadore de este concepto, afirman en su página web que buscan partners y socios a nivel mundial de empresas que quieran participar de la idea, creando nuevos módulos que puedan servir a los smartphones modulares.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor