El conflicto entre IPv4 e IPV6, a examen

Negocios
1 6 No hay comentarios

A10 Networks alerta sobre los problemas de conectividad por el fin de IPv4 y el retraso en la migración a IPv6, dos protocolos incompatibles entre sí.

Llevamos años hablando el fin del Protocolo de Internet versión 4, o IPv4, pero la fecha no parece llegar nunca; también hace años que se “inventó” IPv6, pero su adopción no ha sido tan rápida y profunda como se esperaba.

Lo primero que habría que preguntarse es ¿qué es una IP? Se trata de una etiqueta que identifica un equipo dentro de una red, algo así como la dirección postal de una casa; esa etiqueta en un código binario de 32 bits que se muestra de forma parecida a esta: 217.126.228.248, es decir cuatro conjuntos de números. De forma que cada número de la IPv4 representa 8 bits, y como son cuatro grupos de ocho bits, hacen códigos de 32 bits.

Lo que los expertos de la industria no se esperaban es que la informática de consumo pudiera poner tantos equipos y dispositivos en el mercado. IPv4 empezó a quedarse corto para poder identificar a los miles de millones, o más, de máquinas que se conectaban a Internet. Ya no se trata sólo de ordenadores, servidores o routers, hay que tener en cuenta impresoras, teléfonos, tabletas, relojes y gafas inteligentes, incluso a esa nevera que se conecta a Internet y que hay que identificar con un código.

Alain Karioty A10 Networks
Alain Karioty, Responsable de A10 Networks para Iberia y Latam.

Llega por eso IPv6, que en lugar de 32 bits es capaz de asignar 128 bits a cada IP, lo que multiplica el número de direcciones. En lugar de cuatro conjuntos de números, el aspecto de una dirección IPv6 es este: 2001:0db8:85a3:08d3:1319:8a2e:0370:7334.

Lo curioso, como resalta A10 Networsk en un informe, es que mientras que la mayor parte de los usuarios utiliza la versión 6 del Protocolo de Internet (IPv6) para el desarrollo de aplicaciones, que son la base de todos los servicios web, la mayoría de las organizaciones siguen utilizando la versión 4. El informe dice además que esta situación va a generar dificultades para utilizar determinados recursos, además de un lento funcionamiento, paradas repentinas, y, lo que es peor, imposibilidad de acceder a nuevos servicios y portales, ya que al funcionar con IPv6 todos los enlaces de la red deben utilizar esta versión del protocolo IP.

El fin de las direcciones IPv4 disponibles “ha provocado que la migración a IPV6 sea ya prioritaria”, asegura Alain Karioty, Director Regional de Ventas de A10 Networks para Iberia y Latam. El principal reto que se le presentan ahora a las organizaciones, y a la industria en general es como hacer coexistir dos protocolos que son incompatibles y, sobre todo, “que los servicios de IPv6 sean accesibles con clientes desde IPv4″.

El mercado se ha ido preprando y existen gateways IPv4/IPv6 capaces de gestionar ambos protocolos y soportar diferentes técnicas de migración –CGN, DS-Lite, 6rd y NAT64/DNS64, que garantice la continuidad del negocio sin interrupción del servicio de las aplicaciones.

En el caso de A10 Networks la familia Thunder y AX Series garantiza la preservación de IPv4, la coexistencia de IPv4/IPv6 y la completa migración a IPv6.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor