La tecnología adaptada a discapacitados, un mercado millonario

Negocios
0 0 1 comentario

Un informe publicado por Telefónica explica cómo los 1.000 millones de discapacitados del mundo también quieren usar teléfonos y otras tecnologías básicas.

Un nuevo informe presentado por Telefónica afirma que las personas con discapacidades, que son alrededor de 1.000 millones de personas en el mundo, suponen un mercado que podría llegar a los 5.800 millones de euros, en gastos en tecnología para mejorar la calidad de vida de estas personas.

Explica el informe realizado por Chris Lewis, analista del sector de las telecomunicaciones, que de las 1.000 millones de personas que se calcula que tiene alguna discapacidad en el mundo, 360 millones tienen deficiencias auditivas, 285 millones deficiencias visuales, 194 millones padecen deficiencias de aprendizaje y cognitivas y 13 millones deficiencias físicas. Además, hay 148 millones de personas con otro tipo de discapacidad como depresión, dependencia del alcohol o distintos tipos de demencias.

Explica Lewis, que es invidente, que aunque el 12% de la población mundial tiene alguna de las discapacidades mencionadas, en muchas ocasiones los teléfonos móviles que se comercializan “están restringidos para este importante colectivo por falta de accesibilidad”.

Según el autor del informe, el británico Chris Lewis, analista del sector de las telecomunicaciones, “quizás es hora de recordar que estos mil millones de personas tienen el mismo apetito por consumir tecnología y aplicaciones de última generación y que, por tanto, son un mercado potencial muy prometedor para el sector. Esto sin contar que convertir en digital a la gente con discapacidad incrementa la capacidad de trabajo en el colectivo, baja la carga para el Estado y por tanto, aumenta la actividad económica de un país”.

Según el informe publicado en la página web de Telefónica, aún hoy hay mucha gente con discapacidad que ignora las posibilidades de interacción que pueden ofrecer las TIC. Tradicionalmente, esto era resultado de la falta de accesibilidad y el alto precio de los productos y servicios, pero a medida que las nuevas tecnologías han avanzado centrándose más en el software y en el protagonismo de las múltiples pantallas, se ha hecho posible el acceso mayoritario a los servicios por un precio más asequible.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor