Muchas empresas no abandonan Windows XP por no perder tiempo en el proceso

Negocios
0 0 No hay comentarios

Microsoft da 2 opciones a sus clientes: buscar partners certificados que les ayuden en la migración desde Windows XP, o hacerlo ellos mismos, siguiendo los pasos de un tutorial.

Dicen los portavoces de Microsoft que el uso de tecnologías antiguas lleva a las empresas a una menor eficacia, clientes insatisfechos, incapacidad para competir en igualdad de condiciones y pérdidas económicas. Todo esto viene a que la firma de Redmond sigue intentando convencer a los clientes de la importancia de migrar sus sistemas a Windows 8.1 y Office 365 en vísperas del fin de soporte al Windows XP.

Dice Thomas Hansen, vicepresidente de PYMEs mundiales de Microsoft que la tecnología ha evolucionado de forma rápida en los últimos años, y “las pequeñas empresas que usan tecnologías obsoletas están perdiendo una gran oportunidad”. 

El problema que muchas empresas se plantean a la hora de migrar sus equipos es el temor a  “una falta de compatibilidad y sobre todo, por la pérdida de productividad durante el proceso de transición”. De acuerdo con Salvador Cayón, director de Marketing de PPS HP Iberia, firma fabricante socia de Windows. Según explica Cayón, HP ayuda a sured de partners a estar preparados para ofrecer el mejor servicio de migración desde XP a otros sistemas operativos más recientes de Windows, por lo que muchos de estos “distribuidores están preparados para diseñar planes de migración adaptados a cada cliente, garantizando la compatibilidad de aplicaciones, la implementación y la formación de los empleados, ofreciendo planes de financiación y alternativas tecnológicas que revertirán en la mejora de productividad de la empresa”.

Por su parte, Rafael Achaerandio, director de estrategia y desarrollo de negocio explica que “es aconsejable tener en cuenta los costes asociados al mantenimiento de dispositivos con una antigüedad superior a los 6 años. A la oportunidad de ahorro energético, la mejora de la productividad y la mitigación de riesgos hay que sumar que el mundo de hoy en día es mucho más complejo, y las empresas requieren la protección mejorada que ofrece el software moderno, para mantener los datos a buen recaudo. En este sentido, la seguridad de Windows 8 es más de ocho veces superior a la de XP”.

Microsoft explica a los clientes que hay diferentes opciones para la transición antes de que la firma de Redmond abandone el soporte a Windows XP y Microsoft Office 2003 el próximo 8 de abril de 2014.

Una opción es contar con un socio tecnológico clave, ya sea un consultor informático o proveedor TI, un profesional puede ofrece el apoyo y ayuda que necesitan en la elección de dispositivos y el software que mejor encaje con sus necesidades. Además, también les asesorarán en el proceso efectivo de la migración de los sistemas, poniendo a su disposición la formación adecuada a los empleados para lograr la máxima productividad.

Microsoft cuenta con una herramienta que permite a los clientes localizar un Partner Certificado de Microsoft a través de su actual proveedor de tecnología, solicitar asistencia a través de la web de Microsoft Get2Modern o usar Microsoft Pinpoint para encontrar un proveedor tecnológico local que cumpla con las necesidades que se necesite.

La otra opción es que la empresa decida realizar el proceso por su cuenta. Para conocer si un equipo funcionará con la última versión de Windows, tan solo es necesario visitar la página web de Windows 8.1. De esta forma, explican desde Microsoft, “es posible descargar el asistente de actualización de Windows 8 para verificar si sus dispositivos actuales pueden funcionar con Windows 8.1 y seguir los pasos del tutorial de actualización e instalar el nuevo sistema operativo con total seguridad y comodidad. Una vez realizada la actualización a Windows 8.1, se puede elegir la suscripción a Office 365 más adecuada para cubrir con las necesidades específicas de cada negocio”.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor