Las claves de la regulación del gobierno español al crowfunding

Negocios
0 0 No hay comentarios

El gobierno ha limitado la cantidad que se puede obtener para desarrollar un proyecto a través de la financiación colectiva o crowdfunding, entre otros asuntos.

El Consejo de Ministros de España ha aprobado una nueva normativa que regula la práctica del crowdfunding, esa que permite que una iniciativa privada de una persona sea financiada por parte de otros particulares, para hacer del proyecto una realidad.

La normativa del gobierno español pone muchas limitaciones al crowdfunding o financiación colectiva. Entre otras:

– Se limita a un millón de euros la cantidad máxima que una persona pueda recaudar para llevar a cabo su proyecto.

– También se pone límite a la cantidad que un inversor quiera donar: el tope será de 3.000 euros por proyecto y de 6.000 euros en varios proyectos de la misma plataforma en un período de 12 meses.

–  La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España serán las entidades que tendrán que regular las financiaciones de crowfunding.

– Al mismo tiempo, las empresas que quieran conseguir financiación colectiva de crowdfunding deberán estar registrados en los mencionados organismos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España.

En España, el primer caso que se recuerda, incluso antes de que el término ‘crowdfunding’ se conociera como tal, fue cuando en el año 1989 el grupo rockero Extremoduro consiguió financiarse su primer disco recurriendo a la buena fe popular: vendió su disco, pero sin haberlo hecho y con lo recaudado de esas personas que confiaban en su talento, grabaron sus primeras canciones.

El mayor proyecto que ha tenido lugar en nuestro país es la película ‘El Cosmonauta’, que recaudó más de 400.000 euros,  que destaca por ser, hasta ahora, el proyecto que más ha recaudado en Lanzanos.

Como publicaba ChannelBiz en un reportaje sobre crowdfunding, esta es una manera de financiación colectiva para nuevos proyectos e iniciativas, se ha puesto muy de moda. Si las subvenciones se recortan, aún nos queda la ayuda popular, algo que se ha ido haciendo muy famoso en los últimos años gracias a Internet y las redes sociales. De hecho, la mayoría de los proyectos que se presentan para el crowdfunding están relacionados con la cultura: música, mundo editorial, cine, fotografía, arte… los sectores que más afectados se han visto por los recortes gubernamentales.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor